Nombre: Elena
Categorías: Drama
Director: Andrei Zvyagintsev
País: Rusia
Año: 2011

Otras reseñas para esta película

Caro Morales * * * ½

Elena (2011)

Pasa en la vida

Después de El regreso, Andrey Svyagintsev nos trae una película que nos pone a pensar sobre el sentido de nuestra propia vida. Quién nos acompaña y hasta dónde lo deseamos. Al final, parece que no somos más que máquinas de autodestrucción solitarias.

La película comienza contemplativamente, cuando somos invitados a entrar en la rutina de Elena y Vladimir, dos adultos mayores que decidieron unir sus vidas en matrimonio, después de haber tenido otras relaciones. Despertar en camas separadas, el silencio de un apartamento gigantesco y lujoso pero triste, la rutina de preparar el café en medio de silencios incómodos, además de tener cada uno hijos disfuncionales, son el pan de cada día de esta pareja.

Elena se nos presenta de entrada como una mujer tranquila, sumisa, decidida a llevar su existencia atendiendo a su esposo, un hombre que se ve mayor que ella y que disfruta de la comodidad de una vida llena de riqueza. Aunque parezcan tan diferentes, Elena y su esposo tienen algo en común: ser padres de dos hijos desubicados.

La hija de Vladimir es una mujer buena vida, amante de las drogas y la fiesta, que ha sabido mantenerse abusando del dinero de su padre, sin que eso le importe. Elena, por su parte, tiene de hijo a un hombre que sobrepasa los treinta años pero que se niega a responder por su familia y que está convencido de que su padrastro debe velar porque no les falte nada.

En medio de cada una de estas historias seremos testigos de cómo un ser humano puede dejar de ser quien ha sido siempre, para convertirse en un arma de autodestrucción.
 
Elena es interpretada magistralmente por Nadezhda Markina. La fotografía extraordinaria de Mikhail Krichman y la música que acompaña este drama angustiante, hacen de este film un merecido ganador en Cannes 2011 del Premio Especial del Jurado.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.