Nombre: Buscando a Nemo 3D
Categorías: Acción, Comedia, Animación, Aventura, Infantil, Road movie, Familiar
Director: Andrew Stanton
País: Estados Unidos
Año: 2012

Otras reseñas para esta película

Samuel Castro * * * *

Buscando a Nemo 3D (2012)

Más profunda de lo que parece

El plan fijo de los fines de semana de muchos padres es llevar a sus hijos a cine. Y como toda acción que se convierte en rutina, ocurre que los padres asisten a esas cintas “infantiles” pensando en otra cosa: en las cuentas pendientes, en el seguro del carro, en la reunión del lunes. La película pasa frente a ellos y casi ni se dan cuenta.

Por eso el texto de hoy, más que una crítica es una invitación a los adultos. Porque a los niños por supuesto que les va a encantar Buscando a Nemo en su nueva versión 3D (especialmente si no la han visto nunca), con todos los atractivos que ya tenía la cinta original de Pixar: los personajes perfectamente diseñados, que logran expresar humanidad con unos pocos gestos; los colores atractivos que inundan la pantalla, y que convierten a ese mundo marino en un espacio fantástico, sobre todo ahora que con la profundidad de la tercera dimensión, la sensación de estar realmente bajo el agua es asombrosa; la música alegre y chispeante y los chistes visuales, que disfrutan hasta los más pequeños.

Los adultos en cambio podrían fijarse desde el comienzo en que Buscando a Nemo es una de las cintas animadas más relacionadas con su trabajo de todos los días que se han producido jamás. Desde el comienzo, cuando una barracuda acaba con la vida de la esposa de Marlin y de todos sus huevos, menos uno, que queda herido, entendemos que estamos ante una película que no tiene miedo de meterse con los grandes temas. Incluso es importante que los papás estén preparados, pues esta escena es difícil de asimilar para algunos niños, que se ponen tristes de sólo pensar que su mamá puede desaparecer. Sin embargo, este momento es la clave del resto de la película, porque explica la actitud sobreprotectora de Marlin con Nemo, que quiere salvar a su cría de cualquier posible riesgo en todo momento, cosa que es imposible, como lo veremos, porque vivir es arriesgarse.

Buscando a Nemo es una hermosa reivindicación de los hombres de la casa, relegados siempre a ser personajes secundarios en el cine familiar, donde las madres normalmente se llevan todos los honores. Y Marlin, es el paradigma de ese papá de nuestros tiempos, que ha tenido que asumir (no como obligación, sino como producto de una distribución de funciones en el hogar más equitativa) roles y tareas de las que antes sólo se ocupaban las mamás y que no está muy seguro de cómo hacerlas bien, pues nadie lo ha preparado para ellas. Marlin es ese papá que se da cuenta de que tiene que superar sus propios miedos (a lo desconocido, a lo que no entiende) si no quiere contagiárselos a sus hijos y que deberá ser capaz de enfrentarlo todo, con tal de que ellos, cuando grandes, puedan adaptarse a un mundo que es tan salvaje como el océano. Por eso este fin de semana, miren con más atención Buscando a Nemo, y descubrirán por qué hay que intentar que los hijos tengan sus propias aventuras, y dejen esos mundos asépticos y sin riesgos que les hemos construido. Esas tristes peceras.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.