Nombre: Histeria
Categorías: Comedia, Erótico, Basado en hechos reales, Romance, Comedia dramática, Biográfica, Histórica, De época
Director: Tania Wexler
País: Reino Unido
Año: 2011

Otras reseñas para esta película

Caro Morales * * * ½

Histeria (2011)

Una película afrodisiaca

Resulta que entras a una sala abarrotada de hombres y mujeres entre jóvenes, adultos mayores, parejas de enamorados, esposos, amigas en tarde de cine, y hasta los solitarios cinéfilos de siempre. Resulta también que las luces se apagan y luego de los obligados cortos, comienza una película de época que con la extraordinaria banda sonora a cargo de Gast Waltzing y Christian Henson nos introduce en lo que pareciera un típico drama romántico, ambientado de la época victoriana.

Sucede que con el paso de los minutos, se escuchan algunas risas tímidas y algo avergonzadas, además de una que otra carcajada liberada y desprevenida. Hysteria es un filme dirigido por Tanya Wexler, una modesta directora que con éste, su tercer largometraje, nos presenta de manera brillante, romántica y fina, la historia del vibrador, ese objeto que como las aspirinas y la Biblia vive, casi siempre y felizmente, en los cajones de millones de mesas de noche alrededor del mundo.

La historia gira en torno al médico Mortimer Granville, interpretado por Hugh Dancy, un doctor británico generoso y visionario, hambriento por servir a su comunidad y cansado de los vicios de la medicina de la época. Luego de renunciar y tras una exhaustiva búsqueda, Granville llega al consultorio del doctor Robert Dalrymple, reconocido por su exitoso tratamiento a la histeria femenina, una enfermedad muy diagnosticada a mediados del siglo XIX y que contemplaba un tratamiento conocido como masaje pélvico, una estimulación por parte del doctor a su paciente hasta que ésta llegara al orgasmo.

Aquí y gracias a sus bondades, Mr. Granville se convierte en la estrella del consultorio, apetecido por mujeres deseosas de sentir los placeres de su mano mágica. Pero como la felicidad no es eterna y este hombre no es ningún espíritu santo, su mano comenzaría por jugarle malas pasadas haciéndolo incumplir con sus deberes. Es aquí donde todo comienza y en donde aparece Edmund St. John-Smythe, el mejor amigo de Granville, un aristócrata loco y relajado que pasa sus días inventando cosas, y Charlotte Dalrymple (Maggie Gyllenhaal) hija mayor de Dalrymple pero con motivaciones muy diferentes en la vida que las de su padre.

Y es hasta aquí lo que les puedo contar, porque lo mejor de esta película está en su ritmo narrativo y en cómo nos lleva de manera pausada al clímax de una historia llena de humor y romance. La película nos lleva por una montaña rusa entre escenas absolutamente graciosas y otras más pausadas, donde abundan el humor fino muy inglés, y la coquetería elegante y discreta.

En esta cinta no hay actuaciones más sobresalientes que otras, pues si algo hay que destacar es la absoluta sinergia entre todos sus personajes, haciendo de esta historia un disfrute total de principio a fin, y donde las risas van triunfando ante la timidez y entre la oscuridad de la sala todos nos convertimos en cómplices, algo lujuriosos, a costa de esa “histeria” femenina.
Capítulo y reconocimiento aparte para la extraordinaria música que acompaña a la cinta. ¡Muy recomendada!

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.