Nombre: La sirga
Categorías: Drama, Política
Director: William Vega
País: Colombia
Año: 2012

Otras reseñas para esta película

Caro Morales * * * *

La sirga (2012)

Conflicto hecho poesía

El cine colombiano está despertando y eso es una buena noticia. Cada vez más aparecen historias con otros tratamientos y con objetivos diferentes a hacer sonar la caja registradora. La sirga es un ejemplo de cómo a través de la pantalla grande podemos darle otras interpretaciones al conflicto colombiano y sus secuelas.
 
La protagonista de esta historia es Alicia, personaje interpretado por Joghis Arias. Ella vive su propio calvario luego de perderlo todo a causa del conflicto. Esta película nos pone a viajar a un lugar que irónicamente nos parece desconocido. Un lugar enmarcado en un paisaje siempre gris, melancólico y con el que nos sentimos del todo extraños. Sin embargo, esa tristeza y esa oscuridad es la que llevamos muy dentro todos los colombianos, porque vivimos nuestros días tratando de dejar nuestro miedo y al mismo tiempo nuestro, odio para renacer, en un país autista donde los finales pocas veces son felices.

La sirga resulta entonces ser una poesía, un relato hecho desde las entrañas y con el corazón, mostrando los rostros del dolor pero también de la esperanza. Con una fotografía sobresaliente y con actuaciones realmente sinceras, esta película es el resultado de un proyecto cinematográfico honesto y con verdadero interés de mostrarle a Colombia algo más que culos, diálogos burdos y chistes baratos.

Si usted va a la sala de cine a ver esta película, se encontrará con una historia humilde, que nos muestra la dureza y valentía con la que muchos colombianos a diario afrontan su presente, acompañados por la inclemencia de la naturaleza, mientras esperan que pase algo, aun cuando saben que en la mayoría de los casos sólo les queda la resignación.

La sirga es triste, pero misteriosamente después de verla, uno queda con una sensación de tranquilidad y de alegría. Quizá éste sea el mayor logro de su director, William Vega: hacer que una historia como ésta nos demuestre que a pesar de que en Colombia los cuentos no son de hadas, los colombianos tenemos un corazón que puede compensar la tristeza todos los días.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.