Nombre: El vengador del futuro
Categorías: Acción, Ciencia Ficción, Policiaca, Crimen, Remake, Basada en un cuento, Thriller
Director: Len Wiseman
País: Estados Unidos
Año: 2012

Otras reseñas para esta película

Iván Gallo * ½

El vengador del futuro (2012)

Total ¿para qué?

Sin duda que iba con muchas expectativas. Ya sabía que esta versión del 2012 era una lectura completamente diferente del cuento  We can remember it for you wholesale que había adaptado con tanto éxito Paul Verhoeven en 1990. Esto lo hacía todavía más interesante. ¿Para que hacer remakes si no aportan una nueva interpretación?

El problema es que desde el principio uno  va haciendo comparaciones y cuando eso comienza a suceder al ver un remake es porque definitivamente te estás aburriendo. Es una pena porque los elementos estaban dados. La visión de la ciudad opresiva, sucia, asfixiante podía ser toda una reflexión sobre el futuro negro que le espera a este planeta si seguimos empeñados en destruir todo espacio verde. La lluvia ácida cayendo eternamente sobre la ciudad recordaba la atmósfera utilizada por Ridley Scott en su célebre Blade Runner. Era una manera bastante inteligente de rendirle tributo a Phillip K. Dick.

Además estaba el dictador que con la excusa de combatir el terrorismo destinaba recursos para endurecer sus tropas dizque para proteger a los ciudadanos. Los medios de comunicación como siempre se prestaban a la farsa. Pero estos aspectos en vez de haber sido ahondados desde el guión solo son un decorado para la insoportable persecución que se desata en tres cuartas partes de la película.

Lamentablemente El vengador del futuro de Len Wiseman no es más que una excusa para mostrarle el torso a Collin Farrell y las curvas a Kate Beckinsale. Estos hacen una horrenda parodia del señor y la señora Smith. Los guionistas ni siquiera se tomaron el trabajo de construir los personajes. Un par de chistes bastante malos sobre el matrimonio son usados solo para dar respiro entre esas peleas coreografiadas como con piloto automático. No hay una sola escena memorable, como en su antecesora. ¿Recuerdan los mutantes de marte? ¿Al líder rebelde viviendo en la panza de un monstruo? ¿A Schwarzenegger disfrazado de gorda? Acá no queda ninguna imagen, ninguna escena que se te incruste en la cabeza, como ese chip que el bueno del Arnold se saca con unas pinzas en la genial adaptación de Verhoeven.

En su momento Total recall se convirtió en toda una precursora de nuevos efectos especiales, ésta en realidad no deja sino un mal sabor de boca. Acá no hay un malo de peso como Michael Ironside en la del 90. Bryan Craslon y la Beckinsale son malos porque así lo ha querido la industria, y los buenos son así porque combaten a los malos. Pero no sabemos nada de ellos, sólo que les gusta  correr y dar bala ventiada.

En el pasado las películas de ciencia ficción eran toda una reflexión sobre la humanidad. Muchas fueron metáforas que intentaban reflejar con sutileza los problemas que azotaban al hombre del presente. Hoy estas películas en su gran mayoría sirven para mostrar los últimos avances tecnológicos, pero ya no sienten la necesidad de contarnos una historia y eso es bastante grave al menos para espectadores que esperan vivir la intensidad de una buena narración.

Terminé haciendo lo que menos quería, comparar ésta con su antecesora. ¿Que más puedo hacer? Si lo que sentí en esa silla fue nostalgia. El vengador del futuro no me gustó sólo porque no se parece a la que dirigió Paul Verhoven, esta Total recall no fue de mi agrado simple y llanamente porque es una mala película. Punto.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.