Nombre: Batman (The Dark Knight rises)
Categorías: Drama, Acción, Suspenso, Policiaca, Política, Guerra, Cómics, Crimen, Thriller, Basada en un cómic
Director: Christopher Nolan
País: Estados Unidos
Año: 2012

Otras reseñas para esta película

Samuel Castro * * * *
Caro Morales * * * *

Batman (The Dark Knight rises) (2012)

Delirio y perfección en el cine

“Gótica, toma el control, toma el control de tu ciudad. ¡He aquí, el instrumento de tu liberación!
Bane

El escritor Fernando Vallejo hace unas semanas escribía en su cuenta de Twitter (suponiendo que sea él): “El cine es un lenguaje muy menor al lado de la literatura, y la literatura es un lenguaje muy menor al lado de la música". Y aunque tenga algo de razón, lo cierto es que sólo en el cine se puede reflejar la majestuosidad de cada una de estas expresiones, más cuando el que mezcla y dirige la orquesta es un genio del calibre de Christopher Nolan.

En 1997 este británico escribió y dirigió Doodlebug, su primer cortometraje, que abordaba las profundidades de la demencia, y con el que Nolan nos mostró su obsesión por la mente, el tiempo y la oscuridad. Hoy, el deseo de muchos es poder introducirse en su cabeza y saber cómo funciona para recrear de forma tan dramática y emocionante, historias como ésta con la que hoy nos convoca. The Dark Knight rises, la tercera película de la trilogía dirigida por Christopher Nolan, puede describirse sin temor como la más oscura, violenta y con la adrenalina suficiente para dejar al público sin aliento y con ganas de más, luego de un metraje de casi tres horas que, sea este el momento de decirlo, se pasan volando y sin sentirse.

A diferencia de The Dark Knight, la cual se alejaba ya completamente del primer filme, Batman begins, esta tercera entrega regresa al comienzo de todo y lo hace con inteligencia y sin caer en errores comunes cuando se trata de esos pequeños detalles que integran la trama. Uno de los aciertos de Nolan está en el momento de construir y presentar no solamente a los nuevos sino también a los viejos personajes, sin que percibamos con esto la narración densa o confusa. Las incorporaciones de Bane (Tom Hardy) y Selina (Anne Hathaway) son de esas gratas sorpresas que encontramos, teniendo en cuenta que en el primer caso se carga con la sombra de un inolvidable Guasón y en el segundo muy pocos esperaban una actuación tan madura y medida como la de esta actriz, que sin duda está en el mejor momento de su carrera. Por otro lado y hablando de los viejos conocidos, Michael Caine en su papel de Alfred sencillamente nos deleita y conmueve. 

Esta es una película de súper héroes hecha para adultos y para nuestro mundo actual. Los juegos de nuestro adorado Guasón eran eso, juegos, mientras que lo que mueve a Bane no es nada más que el falso deseo de liberar a un pueblo para luego destruirlo. De ahí que una de las líneas más delirantes de la cinta se presente cuando este villano afirma que no puede existir la esperanza sin que antes exista la desesperanza y el miedo. Solo cuando una sociedad está asustada y al mismo tiempo esperanzada, está también lo suficientemente confundida para convertirse en una bomba de tiempo, donde las leyes y la justicia solo son sofismas ¿Algo familiar?

La música en esta película es un personaje más, apareciendo y desapareciendo en momentos clave, como cuando le da la espalda a Batman para mostrarlo en su faceta más vulnerable o cuando le otorga una dosis de absoluta locura a escenas de acción que hacen que el corazón se acelere.

The Dark Knight rises es una película inteligente, perturbadora, emocionante y magistralmente narrada, que nos deja sorprendidos y con una sensación de “¡Quiero verlo otra vez ya!”, al mismo tiempo que Christopher Nolan se consolida como el director contemporáneo con esa capacidad única y casi inigualable para contar historias. Un genio.

Comentarios

31/07/2012:

¿Los juegos del Guasón son solo juegos?, pues más allá de lo hilarante que resulta el devenir criminal de este personaje, creo que el alcance de sus acciones tienen la misma o más crueldad que los métodos de Bane quien, en mi opinión, es un medio de entretenimiento vacío en esta última entrega. Además, eso no hace la tercera entrega de Batman más adulta que la segunda. Como extraño la sensación de una narración sólida encaminada al protagonismo de los dilemas éticos y morales que supone iniciar una cruzada a favor de la justicia, y la cortesía de una inmersión fascinante en los abismos ideológicos del villano, en el accionar de sus planteamientos -muchas veces vinculados a métodos claramente despiadados-, o en la relación simbólica que enaltece el trato entre superhéroe y némesis. Sin embargo, El Caballero de la Noche Asciende es una apuesta férrea al estruendo, al espectáculo audiovisual, mientras que la profundidad excepcional de sus predecesoras está ausente. Qué lástima y qué decepción esta película. Saludos.

marcar como spam
06/08/2012:

La transformación de Bane es agradable, tal vez un guiño para los fans, y aun mas llamativa con el excelente trabajo de voz que hace Hardy en su papel. La música de Hanns Zimmer desde la primera entrega de la saga no ha dejado de captar esa oscura monumentalidad que le es propia a Batman, la cual Nohlan transforma increíblemente de un estilo gótico, a algo mucho mas contemporáneo, que definitivamente esta muy de a cuerdo aun en la novedad con la del Batman de siempre (para un ejemplo tomese el tipo de arquitectura en la saga, especialmente en la segunda y tercera entrega). Ahora quisiera sostener, a pesar de todo lo anterior y aunque todo el mundo este en mi contra, que una revisión poco postrera y mas bien critica de la película lleva a una interpretación no tan optimista. Sostengo primero que, Batman: The dark Night Rises hace uso de elementos excesivamente recurrentes en cierto tipo de cine y particularmente en los finales de sagas (que ya de por si se han convertido en un clise cimematografico-comercial después de grandes hits como Matrix y El señor delos anillos), segundo que, si bien esta ultima entrega del héroe de Bob Kane abunda en buenos y hasta excelentes elementos, estos mismos obturan un enorme vacío dramatúrgico a varios niveles, especialmente en el de la construcción de personajes, y a la “postre”, para los que gustan de la mezcla entre culinaria y cinematografía, o mas bien prefieren los platos light sin importar incluso los malos postres o los engañosamente buenos, tercero, que Batman: The dark Night Rises, obra por sumatoria de aquellos “buenos elementos” de manera inocente y cándida respecto a sus temáticas.

marcar como spam

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.