Nombre: 180 segundos
Categorías: Acción, Policiaca, Cine colombiano, Crimen, Thriller
Director: Alexander Giraldo
País: Colombia
Año: 2012

Otras reseñas para esta película

Caro Morales * *

180 segundos (2012)

Guion que nace torcido...

No es difícil ni tampoco irrespetuoso preguntarse qué pensaran los productores, los guionistas y los actores en Colombia al ponerse la dura tarea de sacar una película adelante. Muy seguramente muchos de ellos tendrán la complicada situación de elegir entre una historia realmente relevante y una que simplemente pueda venderse comercialmente, asegurándose un éxito para continuar en el camino. 180 segundos parece ser de estas últimas, una película con sello de Caliwood, no precisamente por lo buena, y que seguramente reinará en la cartelera colombiana.

Sin embargo, esta película quizá se escribió en 180 segundos, el mismo tiempo que tardaremos en olvidarla. Escrita y dirigida por Alexander Giraldo, es una cinta que intenta, con resultados desastrosos, narrar la típica historia de la banda de ladrones que busca frenéticamente acabar con su último trabajo para comenzar de nuevo. Predecible, sí; tolerable también. Soportable al final. Lo que no se puede aceptar es su narrativa tediosa, lenta y pobre.

Según su director: “En 180 segundos, el contenido narrativo del discurso está formado por un complejo entramado de pequeños microtextos que constituyen “historias atómicas”. Estas historias se remiten a las vidas de los personajes en instantes pasados, que se relacionan entre sí, gracias al robo que se dará en los 3 minutos que unifican a todos los personajes”.

¡Error! Cuáles vidas de cuáles personajes. Si algo falta en esta película es construcción de verdaderos personajes. Para eso quizá Giraldo pudo haber tomado como referencia a un genio a la hora de construir personajes para cintas de este género (Michael Mann). Aquí lo único que nos encontramos es con colchas de retazos, situaciones mal contadas, sin un hilo narrativo, sin cohesión y sin que realmente logremos conectarnos con alguno de los personajes.

Luis Fernando Montoya interpreta a un detective corrupto y es quizá quien supera la prueba actoral, aunque con baja calificación pues no deja de sentirse como un personaje forzado. El director intentó jugar de manera cómica con un par de personajes, y al final trató de corregir la trama con un final aceptable. Aun así su guión, como árbol que nace torcido, jamás se endereza.
 
Seguimos esperando la gran historia en el cine colombiano, una historia que no necesite ser compleja para destacar. Sólo es suficiente con que nos arriesguemos, y evitemos caer en la trampa de la taquilla.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.