Nombre: Deseos culpables
Categorías: Drama, Erótico
Director: Steve McQueen
País: Reino Unido
Año: 2011

Otras reseñas para esta película

Caro Morales * * * ½

Deseos culpables (2011)

Grandiosamente incómoda

Steve McQueen es un artista y eso lo deja claro en Shame, su última película, que llegó a la cartelera colombiana con el título de Deseos culpables. Protagonizada por un inmenso Michael Fassbender, esta cinta es el dramático retrato de Brandon, un hombre preso de una enfermedad que lo obsesiona con el sexo y lo mantiene en un mundo lleno de oscuridad, miedo y culpabilidad.

Si algo hay que aplaudirle a McQueen es su capacidad para tratar un tema de manera directa pero al mismo tiempo medida, académica casi, sin cruzar los límites de la pornografía y el exhibicionismo. Su narrativa y la construcción de los personajes hacen que se sensibilice a las audiencias con respecto a esta adicción que no es más que una enfermedad que puede acabar con un ser humano y todo lo que está a su alrededor.

En Shame no nos encontramos solamente con la historia de un hombre preso de sus obsesiones físicas sino también con la dramática e irritante vida de su hermana, Sissy (Carey Mulligan), una mujer perdida y depresiva que busca la ayuda de su hermano, quien está lo suficientemente ocupado para obviar su grito desesperado. Al final todos nos sumergimos en el dilema de ambos, los entendemos y nos reflejamos en ellos.

Un buen director de cine sabe hacia dónde dirigir la cámara y hacia qué punto llevar al actor. En Shame esas decisiones se toman de manera magistral enfrentándonos a una historia irritante y algunas veces incomoda. Es claro que no es una cinta para todo el mundo y quizás eso explica que la Academia la haya rechazado de manera ridícula. Aun así, Shame será claramente una de las mejores películas que hayan llegado a Colombia este año, con una banda sonora delirante y con un final que sencillamente te deja con la boca abierta, llevándote a pensar en Brandon y ese último instante en el metro.

El cine hasta para incomodarte y descomponerte es mágico.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.