Nombre: La chica del dragón tatuado
Categorías: Drama, Acción, Suspenso, Policiaca, Misterio, Basado en una novela, Crimen, Thriller
Director: David Fincher
País: Estados Unidos
Año: 2011

Otras reseñas para esta película

Samuel Castro * * * *

La chica del dragón tatuado (2011)

¡Que viva el cine para adultos!

Hay demasiadas películas para adolescentes. Cada fin de semana debemos soportar cintas de acción inocuas donde nadie se hace daño a pesar de las explosiones; comedias cursis y mal escritas que tratan de producir carcajadas a punta de caídas y chistes bobos; largometrajes de terror con muertes inverosímiles que sólo dan risa. Por eso hay que saludar, como quien ve un arcoíris en una tarde de tormenta, la presencia en nuestras salas de una película cruel, realista y dolorosa: La chica del dragón tatuado, el título más reciente de ese maestro del cine contemporáneo que es David Fincher, quien debió haberse llevado el Óscar el año pasado por Red social y que ahora nos trae su adaptación del best-seller escrito por el sueco Stieg Larsson, “Los hombres que no amaban a las mujeres”. Aquí no hay canciones pop, ni diálogos sosos. Esta es una película para adultos.

Desde el comienzo sabemos que La chica del dragón tatuado no es una de esas cintas ante las que se puede estar con el cerebro en piloto automático. Los créditos iniciales son una obra de arte despiadada, que golpea al espectador con su estética, entre orgánica y tecnológica, mientras convierte en metáfora lo que veremos en el resto del largometraje: la lucha del sexo femenino por sobrevivir en un mundo dominado por hombres que usan a las mujeres, las maltratan y las abandonan. Una idea que se esconde detrás de la fachada de un thriller en el que Mikael Blomkvist, periodista, es contratado por el magnate Henrik Vanger, para que averigüe de qué manera su sobrina favorita, Harriet, fue asesinada en su propiedad 40 años antes. Para hacerlo, contará con la ayuda del verdadero personaje central del libro y de la película, la hacker Lisbeth Salander, una joven de contextura física menuda pero de portentosa fuerza interior, que ha hecho de la tecnología su mejor arma para sobrevivir.

Muchos dirán que éste es un film innecesario, pues ya en 2009 se había lanzado una versión cinematográfica sueca de la novela de Larsson. Están equivocados. Además de tener una producción más robusta, que se nota en el diseño y la ambientación cuidadosa de los distintos espacios en que se desarrolla la historia, aquí hay un verdadero autor detrás de las cámaras. David Fincher (el mismo de Se7en, de El club de la pelea) hace que cada plano esté pensado para aportar a la sensación general que se quiere transmitir: la de una oscuridad fría contra la que nuestros protagonistas deben luchar. La misma oscuridad que esta en el corazón de abusadores, asesinos y políticos corruptos que tratarán de detener a Mikael y a Lisbeth, perfectamente caracterizados por Daniel Craig y por Rooney Mara, quien a su vez compone un personaje muchos más cercano al de la novela original. La entrega física y emocional de su actuación, en un mundo más justo, la harían segura ganadora del Oscar de este año. Pero los adultos sabemos que por desgracia el mundo no es justo, y que sólo en las películas, a veces, los buenos reciben los reconocimientos que se merecen.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.