Nombre: All Good Things
Categorías: Drama, Misterio, Crimen
Director: Andrew Jarecki, Ryan Gosling
Reparto:
País: Estados Unidos
Año: 2010

Otras reseñas para esta película

Mielconejo D'Macedo * * *

All Good Things (2010)

Del Amor al Crímen hay un solo paso

"Eres un hombre muy débil, David".

Este fin de semana, tuve muchas ganas de fiesta y poco presupuesto. Llovió como nunca, día y noche y para colmo de males, fue un fin de semana de tres días. Maravilloso. Aproveché para estrenar cama, colchón, y con las ventanas bien abiertas, me senté a hacer una de las cosas que más disfruto: Ver películas. La tanda que hice, fue bastante particular y buena (en su mayoría). Entre ellas, estuvo esta peli: All Good Things. No sabía nada de ella, no había visto el trailer, no conocía el director y así empecé; sin saber mucho de lo que iba a ver. Cómo me gustan las cosas así. 

Empieza como una de esas historias en las que el amor entre los protagonistas está lleno de miel, de cosas perfectas en medio del horrible mundo que los rodea, esas historias en las que se sacan el uno al otro de la miseria y cosas por el estilo. Parecería ser así. Y se rodea de elementos que apoyarían esta teoría: fotografía delicada y cuidadosa, iluminación dulce y levemente sobreexpuesta; como en los sueños, como en los recuerdos y posee todos los elementos propios de una memorabilia digna de tales historias.

Katie Marks, representada por Kirsten Dunst, es la dulce y hermosa esposa de David Marks (Ryan Gosling) un chico con sueños sencillos de tranquilidad que se rebela ante el control de su padre quien quiere perpetuar el imperio de bienes raíces que maneja en Nueva York. O al menos, eso parecería. Katie, como lo dice su propio esposo: "Es la mujer perfecta. No pensé que personas así pudieran existir. No hay nada que yo pueda hacer o decir, que a ella le disguste" a lo que le responde su amigo: "debe ser que no te conoce lo suficiente" .

Las cosas pasan calmadamente, como en silencio, como pasan en la vida real, los protagonistas se van hundiendo en una arena movediza, en un fango, del que parecen no poder escapar, precisamente porque no se dan cuenta, no lo ven. El pasado y los recuerdos hacen de las suyas formando el destino de cada un como si fuéramos arcilla. O al menos eso parecería.

¿Que si me gustó la película? Sí, me gustó. Me la disfruté bastante, fascinación estética, me gustó sobretodo en el momento después de verla en el que se queda uno en silencio repensando, reflexionando, recordando detalles, analizando el por qué de ciertas vainas. Un final no tan poderoso, creo, pero tiene coherencia con el ritmo poco impactante de la película, y no me refiero al impacto como algo positivo o negativo, sino como una mera descripción de ritmo y no hay nada más que se pueda hacer pues es imposible cambiarle el ritmo a una historia basada en la vida real.

Ryan Gosling parece estar escogiendo mejor sus papeles; en este film pareciera ser opacado por la actuación de Kirsten Dunst, pero tiene sentido, es necesario que su personaje sea silencioso, y que se escabulla como casi desapercibido frente a nuestras narices. Pasar desapercibido en la actuación, es aveces de lo más difícil de lograr. Por otro lado, la actuación de Frank Langella, no me sorprende, la he visto antes, quizá en "The Box" y en varias más: el mismo personaje frío y calculador, macabro e insensible, aunque esta vez con las dos mitades de su cara intacta.  Kirsten Dunst, despliega una muestra de madurez en su actuación. Se le ve cambiar durante el film, su personaje evoluciona, se va deshaciendo sin saberlo, se achica, empieza a perder la fuerza y el encanto con el que la vemos por primera vez. Es una linda y angustiosa metamorfosis.

En últimas, aplausos para el director Andrew Jarecki por acertadas decisiones, interesante y curioso que Jarecki es también productor de "CATFISH" el documental que vi la misma noche justo después de "All Good Things", del cual pronto haré su respectiva reseña, mientras tanto recomiendo que lo vean.

El subtexto de la película es fuerte y prometedor. Esa cercanía que logramos con la gente que amamos y que aún así nos impide conocerlos del todo, ¿es acaso posible entender del todo la psiquis del otro, o por lo menos la propia? al buscar respuesta a esta pregunta encontramos que son muchos más los abismos que los puentes. All Good Things es precisamente eso, una película sobre abismos.

"Nunca he estado tan cerca de alguien, y aún así no te conozco en lo más mínimo".

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.