Nombre: Poder que mata
Categorías: Basado en hechos reales, Thriller
Director: Doug Liman, Sean Penn
Reparto:
País: Estados Unidos
Año: 2010

Otras reseñas para esta película

Pedro Felipe * * *

Poder que mata (2010)

Que ella hable

Poder que mata (tcc Caza a la espía) trata sobre el plamegate, en el cual la Vicepresidencia de la Casa Blanca reveló a la prensa la identidad de la agente Valerie Plame, quien trabajaba encubierta para la CIA. Los hechos se desarrollan durante la búsqueda de las armas de destrucción masiva emprendida por la administración W. Bush, alegando que su poder aniquilador podía borrar una capital occidental en un lapso relámpago. Su historia cuenta la vida de Plame y de su marido, el ex diplomático Joseph Wilson, desde su conocimiento de la hipótesis según la cual el gobierno de Hussein estaba enriqueciendo uranio, hasta su participación en las primeras audiencias de los que sería el juicio Estados Unidos contra Libby.

El tiempo de la cinta corresponde a un momento histórico preciso, definido por la histeria que siguió a los ataques del 11 de septiembre. Su trama presenta un contexto en que los medios de comunicación respondían y alimentaban el deseo de venganza del estadounidense promedio, en el cual los niveles máximos de las alarmas se activaban por nimiedades, e incluso más grave, donde la información relevante era ignorada o tergiversada por instancias de la Casa Blanca. En ese contexto, tanto Plame como Wilson estaban por su parte en inmejorables condiciones para saber que no era posible el vínculo entre Hussein y el uranio de Níger, siendo de gran calado sus objeciones a los argumentos empleados para desencadenar la invasión de Irak en marzo de 2003. Como todo sabemos, eran en realidad incontrovertibles.

Naomi Watts y Sean Penn interpretan con convicción a los protagonistas, dándole al interés histórico del tema la proyección dramática que requiere su desarrollo en forma de thriller matrimonial. Si a su vez se tiene en cuenta que el director de la cinta Doug Liman dirigió El caso Bourne y produjo su Supremacía y su Ultimátum, no puede extrañar que Poder que mata tenga un ritmo notable, ni que las historias contadas se articulen con naturalidad. Por un lado, Watts refleja con precisión la temática universal a la que se refiere el caso Plame, que consiste en el impacto que tienen en los mandos medios y bajos las decisiones "políticas", que es un eufemismo para hablar de los conflictos de interés y otras formas de politiquería de alto nivel. Por el otro lado, el galardonado Penn interpreta al caballero solitario que se opone a la masa fanática, exagerando tal vez el compromiso de Wilson pero recordando que él mismo ha estado y está en una inmejorable posición para dar lecciones (cfr. su carta a W. Bush de finales del 2002).

La cinta será tal vez comparada con La intérprete de Sydney Pollack, con la cual alberga algunas similitudes formales. Por su temática y por la dinámica abordada, será sin embargo más enriquecedor examinarla junto al Escritor fantasma, de Roman Polanski, quien se ocupó del frente británico.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.