Nombre: Megamente
Categorías: Animación
Director: Douglas McGrath
País: Estados Unidos
Año: 2010

Otras reseñas para esta película

Pedro Felipe * *

Megamente (2010)

Megamix

Megamente es un antihéroe accidental. Su némesis es el gallardo, musculoso y muy aburrido Metromán. Como Supermán, ambos poseen poderes extraordinarios por provenir de otros planetas, que disminuyen ante ciertos minerales. Sin embargo, debido a sus respectivos ambientes familiares, cada uno sigue caminos divergentes, resultando malvado el azul Megamente por haberse criado en la cárcel de la ciudad.

La cinta trata sobre la historia de Metro City tras una aplastante y fatal derrota de Metromán, cuyo territorio queda  en manos del villano macrocefálico, quien por cierto pronuncia su nombre de corrido, Metrocity, que así suena a atrocity (atrocidad). En el proceso conoceremos a su leal amigo Minion, un pez en una pecera con cuerpo de Robocop, así como a la guapa y perspicaz reportera Roxanne Ritchi, quien adquiere una importancia creciente en la vida sentimental del protagonista.

Pese al interés que suscita subvertir las historias de superhéroes, Megamente tiene la dificultad de seguir la misma senda de Mi villano favorito, que por cierto resuelve con más imaginación y elegancia las cuestiones afrontadas. Tampoco le favorece que Superman regresa esté aún fresca en nuestras mentes, ni que su reciclada estética la haga ver como universo paralelo del mundo de Los indestructibles aplicado a los Mistery Men. Si a los mayores de treinta el aspecto del protagonista también les resulta familiar en extremo, no tendrán que ir hasta Drácula para dar con el referente. Como lo señala esta página, Megamente "es un clon descarado del Barón von Nebruck, personaje de la película Las aventuras de Enrique y Ana", los de La gallina coco-uá...

A Megamente también le cae mal un guion disperso, con momentos algo confusos, así como la elección de Will Ferrell como la voz del protagonista, quien tiene un tono que una persona delgada, de quijada puntiaguda y pecho angosto no podría tener. Un actor como Adrien Brody o Johnny Depp habría sin duda sido mucho más eficaz.

La animación es en fin de DreamWorks, que al respecto no se equivoca y dicta cátedra desde hace años. Algunos desearíamos sin embargo que se abandonen de una vez por todas los dominios de un tal Shrek.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.