Nombre: Tropic Thunder
Categorías: Comedia, Guerra
Director: Ben Stiller
País: Estados Unidos
Año: 2008

Otras reseñas para esta película

Pedro Felipe * * ½

Tropic Thunder (2008)

Tropic Thunder es una comedia de aventuras que cuenta la agitada producción de una película del mismo nombre. Su elenco de ficción comprende las más vanidosas, infantiles y tozudas estrellas de cine, que se odian entre sí y se juegan todo el tiempo las peores pasadas. En una escena de la producción, que consiste en el milimétrico rodaje de una explosión, una pelea entre ellos conduce de hecho a una enorme deflagración que nadie filma. El castigo por su indisciplina consistirá en una inmersión en la selva de Vietnam, donde tendrán que mejorar su rendimiento actoral y de paso luchar por sus vidas. 

La cinta es una sátira de las más comerciales películas de Hollywood, aspirando en buena medida a alcanzar el grado de parodia inteligente. Según el director Ben Stiller, Tropic Thunder es más que un encadenamiento de burlas y referencias a otras obras, teniendo por el contrario su historia y su puesta en escena una especificidad dentro de este género. Considerando que en la hoja de vida del autor se encuentra la brillante y en efecto novedosa Zoolander, vale la pena preguntarse en qué consistiría dicha esencia específica.

Con la adopción de una estructura en abismo ("una obra dentro de una obra") y de un espíritu de gran incorrección política, Tropic Thunder tiene la intención de ser un trabajo interno sobre el mundillo de Hollywood, así como de enfrentar a los íconos de Spielberg & Hanks, como Rescatando al soldado Ryan o a Forrest Gump. Se trata pues de ser osados e irreverentes.

Donde mejor se aprecia dicha intención es en los falsos cortos del principio, que sirven para presentar a los personajes principales, en los cuales se da cuenta de varias cintas o grupos de ellas. Son tal vez lo mejor de la película, y anuncian respectivamente la nueva secuela de una serie apocalíptica de aventuras ambientales, una comedia escatológica con el mismo actor en todos los papeles principales, un thriller erótico de época en un monasterio católico, y la semblanza de un muchacho que reúne todos los clichés del cine tierno y de autosuperación.

El problema de la cinta, que se manifiesta con creciente intensidad, consiste en que sus pretensiones de doble sentido no la inmunizan contra la prueba básica que debe superar toda comedia, que consiste en ser divertida. Pese a tener algunos momentos afortunados, Tropic Thunder no alberga un humor más original ni agudo que el de Hot Shots!, la locademia de guerra protagonizada por Charlie Sheen. Por el contrario, si se la compara con la serie de Scary Movie, la tercera cinta dirigida por Stiller sale sin embargo bien librada, ocupando una posición pasadera entre las comedias del verano.

En ese sentido, cuando la cinta busca erigirse en Suma Cómica revela la misma debilidad de El último héroe de acción, pues su humor básico ―que es perfectamente lícito― se deforma al pasar por un lente intelectualizante que pretende justamente "analizar las películas de humor básico". Pese a sus bromas raciales y sobre discapacitados, que por cierto sobreexplota sin pudor, Tropic Thunder no pretende hacer más daño que unos nietos disfrazados del abuelo gordo poniéndose almohadas y barba postiza. Presentarla como una experiencia sociológica similar a algunas obras de Robert Altman no le sienta bien a nadie, y hace ver aun más ridículo a Tom Cruise.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.