Nombre: Kick-Ass
Categorías: Comedia, Basada en un cómic
Director: Matthew Vaughn
Año: 2010

Otras reseñas para esta película

Pedro Felipe * * * ½

Kick-Ass (2010)

"You're gonna be fine, baby doll"

Kick-Ass trata sobre un adolescente promedio que un buen día decide convertirse en superhéroe. Se diseña un traje que mezcla lo peor de los vestidos de Flash y de Linterna Verde, respira hondo, y sale con una barra de metal y sus buenas intenciones a combatir el crimen. Aunque sea difícil de creer, semejante tema da para una memorable comedia de aventuras, bastante coherente y verosímil, con actuaciones de gran calidad y una historia inteligente y atrevida.

Por un lado, la cinta tiene en cuenta la reacción natural a la iniciativa propuesta, según la cual una actitud de ese tipo debe por lo menos llevar a una brutal paliza. En efecto, en su primera salida Kick-Ass recibe una puñalada en el abdomen, y mientras en estado de shock se aleja del lugar, un auto lo atropella y abandona con múltiples fracturas en medio de la calzada. Dicha situación, que en principio debería conducir al final del personaje y por lo tanto de la historia, se aprovecha sin embargo con lucidez, sirviendo como excusa para brindarle al protagonista lo que vendría a ser su talento o gracia combativa. De hecho, el trauma sufrido es de tal magnitud que nuestro adolescente sufre insensibilidad nerviosa permanente, lo cual le permite recibir más golpes de los que asesta.

Por otro lado, sin embargo, justo cuando nos hemos convencido de que los superhéroes no existen, la historia se desentiende del realismo y del contexto coming of age del protagonista ―cuya anodina vida habría podido por cierto abreviarse― con la sangrienta y afortunada entrada en escena de Hit-Girl, quien pese a sus once años deja un rastro mortal que haría sonrojar a Bruce Willis. El dúo dinámico que forma con su papá, pertinentemente llamado Big-Daddy, es un pilar de la historia, pues en su entrenamiento delirante y en su historia violenta se abre el espacio para que el insensible pero vulnerable Kick-Ass puede ejercer como superhéroe.

La cinta cuenta con actuaciones relevantes en sus jóvenes intérpretes, pues tanto el personaje de Kick-Ass como el de Hit-Girl exigen a Aaron Johson y a Chloë Moretz un registro bastante amplio, en cuyos diferentes espacios se desenvuelven ambos con gracia y naturalidad. Sería sorprendente que no volvamos a encontrarlos en cintas relevantes. Nicolas Cage, por su parte, que ha brindado trabajos horrendos como el papel protagónico de Ocho milímetros, encarna a Big-Daddy libre de toda angustia moral, fundiéndose con fortuna en su cariñoso y lunático personaje.

Kick-Ass es una de las cintas de superhéroes más atrevidas y refrescantes que se hayan hecho en el último lustro. Su ya anunciada secuela atraerá sin duda a una gran cantidad de público, que ojalá no resulte desencantado con la falacia según la cual los milagros suelen ocurrir en el mismo lugar. De cualquier modo, los autores de esta edición se salieron con la suya y será difícil que cualquier codo venga a borrar lo bailado.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.