Nombre: Inside Job
Categorías: Documental
Director: Charles Ferguson
País: Estados Unidos
Año: 2010

Otras reseñas para esta película

Pedro Felipe * * * ½

Inside Job (2010)

Te manda saludos Madoff

Inside Job expone las casusas y consecuencias de la crisis económica de 2008, identificando responsables en los encargados de diseñar y aplicar las políticas de control bancario, en las prácticas retorcidas del sector financiero, y en la generalización de los conflictos de interés entre lo público y lo privado.

Además de ser rigurosa en su investigación y en su realización, esta ganadora del Óscar al mejor documental tiene varios aciertos en su composición. Sin renunciar a expresar la complejidad del asunto tratado, su ritmo ha sido con razón comparado con el de un thriller cuyo objeto es favorecer una composición de lugar precisa y accesible, lo cual es meritorio por abordar un tema a veces escurridizo. Una fotografía de buen gusto, un empleo acertado de las tomas aéreas, y la narración objetiva pero no distante de Matt Damon, son aspectos que ayudan a entender la atención que se le ha prestado a esta obra, la segunda del director Charles Ferguson.

La cinta comienza exponiendo el descalabro de Islandia, el país que hasta hace poco encabezó los índices planetarios de desarrollo humano, de calidad de vida y de responsabilidad ambiental. En el año 2000, con la intención de sumirse en la economía mundial, su gobierno emprendió un radical proceso de desregulación estatal de las operaciones económicas, permitiendo entre otras cosas la privatización de los tres mayores bancos locales, los cuales pudieron en su momento contraer deudas superiores al 1.000 % el PIB nacional. Cuando sus directivas se vieron en una situación de suspensión de pagos, se perfiló con precisión la aterradora posibilidad de una quiebra nacional. Lo cual no fue una especialidad de este país.

De hecho, el grueso del documental se dedica a la crisis mundial que estalló en Wall Street en septiembre de 2008. La cuestión se aborda exponiendo el desmonte de los mecanismos estatales de control creados durante la Gran Depresión, en particular de la Ley Glass-Steagall de 1933, que estipulaba la separación entre las bancas de depósito y las de inversión. En efecto, la cinta identifica la política económica del gobierno Reagan como el pilar de la desregulación, que alcanzó sus condiciones óptimas con la aprobación de Ley Gramm-Leach-Bliley de 1999, que permitió la sonada conformación del Citigroup.

Al respecto, si la avaricia y la deshonestidad de los banqueros son casi proverbiales, Inside Job llama la atención al documentar que académicos influyentes y defensores de las prácticas liberales de vudú económico han escrito textos (muy bien) pagados. Por desgracia, además de obedecer a un comportamiento difícil de defender éticamente, sus publirreportajes han favorecido una industria financiera depredadora y nociva.

Las conclusiones de la cinta son desoladoras. No le echará a nadie a perder su trama saber que los responsables no han sido castigados, que el dinero no ha sido devuelto, y que la administración Obama no ha hecho lo que dijo. Basta leer los periódicos. Inside Job pone sin embargo de manifiesto que los duros años que se han vivido podrían ser el ensayo general de un colapso como el de Islandia, que estaría en condiciones de dar un carpetazo al sueño americano.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.