Nombre: Babylon A.D.
Categorías: Acción, Ciencia Ficción
Director: Mathieu Kassovitz
País: Francia
Año: 2008

Otras reseñas para esta película

Pedro Felipe *

Babylon A.D. (2008)

Babylon A.D. es una película de acción cuyos protagonistas son un mercenario, una monja y una misteriosa muchacha. Transcurre en un futuro cercano devastado por el calentamiento climático, la generalización de las tensiones sociales, y la ley del más fuerte. Con elementos de ciencia ficción, la estructura de la película es la de un road movie en el cual se recorren cerca de seis mil kilómetros entre Mongolia y Nueva York.
 
La obra tiene un gran problema que explica el resto, el cual consiste en su deseo apremiante de ser un blockbouster. Con tal fin, el guión se injerta sin ruborizarse ideas sin procesar de --en orden de prevalencia-- El quinto elemento, Minority Report, Blade Runner, las múltiples Mad Max, Duro de matar y un largo y triste etcétera.

En este contexto, pese a un comienzo problemático pero operativo, la situación se desbarranca justo cuando podría levantar vuelo, es decir tras la llegada del mercenario Toorop (Vin Diesel) al monasterio de Asia central donde recoge a sus acompañantes. A partir de entonces se instala un duradero vudú narrativo que desemboca en extravagantes conclusiones, y se desarrolla sacando razones de la nada, de lo cual resulta una obra forzada en extremo.
 
Tan triste panorama carecería de interés si el director no fuese Mathieu Kassovitz, quien tiene en su hoja de vida nada menos que la realización de El odio, y si el reparto no contase con personalidades como Gérard Depardieu y Charlotte Rampling. ¿Estará acaso en dificultades el modelo de desarrollo cinematográfico à la Besson? Ojalá sea un caso aislado. De cualquier modo es posible expresar desconcierto y curiosidad sobre el destino del gargantuesco presupuesto de setenta millones de dólares con el que se contó. Pese a algunos decorados y efectos especiales sin duda costosos, la puesta en escena recuerda la de la serie La dama del pantano, que tanto hizo sufrir a su empresa productora.
 
A mi juicio, Babylon A.D. es una cinta realizada por personas con talento que se han comportado como burócratas. Tuvo suerte Vincent Cassel al no interpretar a Toorop; la decepción habría sido mayor.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.