Nombre: Iron Man 2
Categorías: Acción, Ciencia Ficción, Animación
Director: Jon Favreau, Robert Downey Jr.
Reparto:
Año: 2010

Otras reseñas para esta película

Pedro Felipe * *

Iron Man 2 (2010)

Iron Man 2 comienza al final de su predecesora, justo cuando Tony Stark dice a la prensa "Yo soy Iron Man". La escena muestra a unos personajes en un cuarto miserable y sucio, en un edificio desvencijado y feo en Moscú asolada por la nieve. Juntos asisten a la citada escena del coming out del genio y playboy multimillonario a través de un antediluviano aparato de televisión. El mayor es un misterioso enemigo del padre de Tony, quien desde Rusia le ha transmitido impotente su odio, al tiempo que traspasa a su hijo sus conocimientos. Pocas escenas más tarde este pondrá literalmente a Iron Man contra las cuerdas. ¿Por qué? Por envidia. Aunque parecería querer vengar a su familia, resulta flagrante que desea el poder de Stark, quien hará naturalmente todo lo posible para frustrar sus intenciones.

El propósito de Ivan Vanko, alias Whiplash, de doblegar al superhéroe del traje de paladio se verá facilitado porque este, además de haber llevado a niveles extremos su vanidad, se está intoxicando con los materiales de su corazón artificial. La actitud sardónica de su temible enemigo eslavo lo envenena --si cabe-- aun más. El resultado es un millonario inseguro, ebrio el día de su cumpleaños, con su vestido de robot como disfraz, lanzando disparos como pólvora y enfrentándose a su mejor amigo, quien ha tenido la precaución de colocarse un traje similar.

A diferencia de la primera, esta Iron Man no tiene grandes ambiciones, y también a diferencia de aquella, no consigue gran cosa. ¿Qué pasó entre estas dos películas unidas por un vínculo tan fuerte como un "continuará"? Pues ha habido un cortocircuito. ¿Es culpa acaso del ruso con aire de neandertal y palillo de dientes interpretado por Mickey Rourke? No, más bien al contrario, el fornido sicópata que interpreta este ex boxeador es tal vez lo mejor de la cinta. ¿Tiene algo que ver Sam Rockwell? Tampoco, desde Confesiones de una mente peligrosa este actor ha mostrado su innato talento para interpretar villanos inofensivos y simpáticos. En general, los malos de esta cinta tienden a ser mejores que los buenos.

Sin embargo, el gran problema de Iron Man 2 consiste en ser una proyección desangelada de su predecesora. Pese a situaciones y efectos especiales bien logrados, en la trama no hay nada significativo en juego, y las cuestiones planteadas se solucionan sin mayores ocurrencias. Por su parte, la falta de gracia de Robert Downey (quien tan buen papel hizo en la primera parte) y la interpretación de Scarlett Johanson (heredera de la bimbo-máquina de Terminator 3) desmejoran a su vez este desafortunado panorama. Como la música de AC/DC, la cinta es llamativa y volcada a la diversión, pero para los no iniciados será esencialmente monótona y algo ruidosa.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.