Nombre: Hazme reír
Categorías: Comedia, Comedia dramática
Director: Judd Apatow, Peter Berg
Reparto:
País: Estados Unidos
Año: 2009

Otras reseñas para esta película

Diana Ospina Obando * * *

Hazme reír (2009)

En esta película Adam Sandler interpreta a George Simmons un famoso comediante que inició su carrera realizando stand up comedy y terminó en el cine, haciendo mucho dinero en películas más bien ridículas hay que decirlo (interpretando, por ejemplo, a un hombre sirena, o a un bebé con cara de adulto, un argumento clásico de los huesos cinematográficos). La gente lo reconoce en la calle, imita a sus personajes y suele encontrarlo muy chistoso. El problema es que a Simmons acaban de detectarle una rara enfermedad, una suerte de leucemia muy avanzada que creen lo matará pronto.

Este diagnóstico cambia, como era de esperarse, la cotidianidad de este personaje que se enfrenta, en últimas, al hecho de haber construido una vida haciendo reír a desconocidos mientras a su alrededor solo ha sembrado dolor y decepción. Las horas de soledad en su lujosa mansión, el hastío de tenerlo todo solo le pesan cuando la muerte lo espera y nada de lo anterior puede salvarlo.

La contraparte de este Simmons es Ira Wright interpretado por Seth Rogen que aspira como comediante a conseguir, algún día, todo lo que Simmons tiene. Trabaja en un restaurante  de día y por la noche realiza stand up comedy gratuitamente esperando que su nombre empiece a ser reconocido, sin embargo, no es muy divertido.  A lo anterior hay que sumarle que duerme en el sofá de la casa de sus dos particulares amigos que al igual que él buscan hacerse un nombre en la comedia. El destino de Simmons e Ira se cruzaran un día en el local donde Ira empieza a hacerse conocer y donde Simmons regresa en una suerte de recoger los pasos y termina realizando un número depresivo y triste que, obviamente no hace reír a nadie, solo después cuando Ira utiliza el incidente para burlarse del famoso comediante y sacarle carcajadas al público. A partir de ese momento el plan de Simmons parece sencillo, él espera que Ira le escriba nuevos chistes, le haga material fresco, ahora que él no tiene nada chistoso para decir, que lo acompañe en sus giras, le hable, lo cuide, en fin, se convierta en su asistente personal y en una especie de amigo para él que no tiene a nadie.

Este es el punto de partida de Hazme reír (Funny people) dirigida por Judd Apatow, el mismo de Superbad y Virgen a los 40, que busca indagar en cómo es la gente que se dedica a hacer reír a otros, esos que son “divertidos”, “chistosos” y “raros” como se infiere del sentido de funny. Efectivamente, el director dice haber utilizado sus recuerdos de juventud, sus inicios en la carrera junto al también joven Sandler, para narrar muchos episodios de la película, podemos suponer que sobre todo, el ingenuo y primíparo Ira encarna muchas de esos momentos. Sandler, por su parte, se aleja del rol tradicional que ha ocupado en diversas películas y termina por burlarse de sí mismo, ese hombre tan chistoso, tan divertido es ante todo una  estrella amargada, egoísta y solitaria enfrentado a convivir con Ira,  sensible y dulce, tan alejado a esa realidad hosca y fría que Simmons ha generado a su alrededor y que, sin embargo, está dispuesto a realizar pequeñas traiciones con tal de ascender en el difícil mundo del humor.

Hazme reír hace un paneo por las relaciones entre seres inmaduros detenidos en una suerte de adolescencia afectiva. Se burla de la industria de las películas y seriados cómicos y del público que los consume sin ningún sentido. Sigue a Simmons en su afán por recuperar un pasado perdido, su único esbozo de relación seria, como si eso pudiera redimirlo al final, y lo poco que le queda para  ofrecer tras años de aridez afectiva. Cuando ya no sabemos si lo que estamos viendo es chistoso o más bien muy triste surgen apariciones sorpresivas como la de Eminem y Ray Romano (como ellos mismos) o  Eric Bana interpretando  a un australiano agresivo y místico (¿?) que nos hacen reír. Se le critica a la película el ser demasiado larga, quizás haber reducido la duración le hubiera dado más ritmo, es cierto, pero también lo es que la trama dará ciertos giros, ahondará en diferentes tipos de relación y no dejará de buscar sacarnos sonrisas, y más que eso, con ciertas situaciones.

Finalmente, creo, que lo más importante que se puede decir sobre la película es que no es fácil enfrentarse al hecho de que se va a morir pronto, pero,  sin duda, es aún más difícil como lo vemos en el desarrollo de la historia, aunque suene paradójico,  saber que la vida va a continuar porque eso implica tomar decisiones que posiblemente perduraran en el tiempo, asumir las consecuencias de nuestros actos y aprender a vivir con ellas por un buen tiempo.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.