Nombre: Furia de titanes
Categorías: Acción, Aventura, Remake
Director: Louis Leterrier
País: Estados Unidos
Año: 2010

Otras reseñas para esta película

Pedro Felipe * * ½

Furia de titanes (2010)

Lo mejor de Furia de titanes 2010 es que no está por debajo de las expectativas. Su protagonista es Sam Worthington, quien después de ser una semimáquina en Terminador 4 y un semiextraterrestre en Avatar 1, es ahora el semidiós Perseo. Su actuación pausada, que a veces puede resultar desconcertante, como si no estuviese actuando, deja suponer que estamos en terreno conocido. Y vaya que lo estamos. Los chicos buenos, nosotros los hombres (que acá no es lo mismo que humanos), estamos hartos de los malos, que son los dioses. Aunque las divinidades buenas siguen siéndolo, concentrándose la perversión del lado justamente perverso, la cuestión es clara, y para resolverla (!) será indispensable romper todo. Y eso está muy bien, hombre, que no se ha muerto nadie y los vivos necesitamos liberar tanto estrés.

Lo peor de la cinta, por su parte, se puede resumir en que yo nada me esperaba de ella. Pero nada de nada. Para desilusionarme habría sido necesario dar con la lata latarum. Aunque partimos de mi punto de vista, que suele ponerse esnob con las películas de acción, alias Hollywood, creo sin embargo tener derecho a una relativa inconformidad. Estaba por un lado ausente un parámetro crucial de mi recuerdo de la versión de1981, que era una atmósfera bucólica, más helenística que griega. Menos frenesí habría dado mejores resultados sin mantener a la fanaticada clavada en sus asientos. Tampoco ayuda haber adoptado a medias las interacciones entre dioses y humanos mediante muñequitos controlados por los segundos. Al ubicar a Zeus y sus tesos en una en pedestalitos distribuidos en círculo sobrevolando el Peloponeso, el efecto es más bien ridículo. Diría uno un encuentro de autoridades municipales consultando Google Hearth. ¡Con lo eficaz que habría sido proyectar sus manos a los humanos para cambiarlos de sitio desplazando sus frágiles cuerpecitos por la biósfera! Y tampoco estoy dispuesto a aceptar que el buhito haya salido con tanta naturalidad. ¡Qué digo, la lechuza!

Pero en fin, las promesas de destrucción y catástrofe se siguen cumpliendo aun después del final de la cinta. “Release the Kraken!”, alcancé a escuchar en los alrededores del teatro. Y es cierto que los monstruitos y los efectos visuales y especiales, el vestuario o las montañas, logran transmitir con precisión lo que debió de ser el cine hace veinticinco siglos. Tampoco están de más los guiños ecuménicos de lucha deicida transcultural. A mi juicio, la actual Furia de titanes se sitúa entre 300, que es sobresaliente, y 13 guerreros, que es de lo peorcito del cine de acción de época.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.