Nombre: Alicia en el país de las maravillas
Categorías: Fantasía, Basado en una novela, Remake
Director: Tim Burton, Varios
Reparto:
País: Estados Unidos
Año: 2010

Otras reseñas para esta película

Juan Camilo Acevedo

Alicia en el país de las maravillas (2010)

La Alicia de Burton

La idea de que Tim Burton haga una versión de Alicia en el país de las maravillas puede sonar coherente, hasta emocionante. La estética que ha generado Tim Burton a lo largo de su carrera –eso, que algunos fans alucinados llaman mundo-, pareciera ser compatible con la aventura literaria del diácono Dogdson, también conocido como Lewis Carroll. Pero la emoción dura hasta que la película empieza, se reactiva brevemente cuando la Alicia adolescente de Burton entra en la madriguera del conejo, y se desvanece poco a poco a lo largo de la cinta.

La película no se presenta como una versión, sino como una continuación del libro. Alicia es ahora una adolescente, ni muy sexy, ni completamente inocente (el casting parece testarudamente meticuloso en esto), que se enfrenta a un matrimonio por conveniencia en un contexto victoriano o, mejor, en lo que el director de California entiende por contexto victoriano. El cuento de Burton es que Alicia ha tenido recurrentemente un sueño, o pesadilla, desde que era una chiquilla (chiquilla que se nos presenta como la Alicia de la otra película de Disney). Ese sueño es el que narra Carroll en su texto o, al menos, así lo podemos intuir. El día en que Alicia debe aceptar públicamente su compromiso ve al conejo blanco, lo cuál le da una excusa para huir y, corriendo frenéticamente, viene a caer en la madriguera del gazapo y con ello al mundo del sueño recurrente. En ese momento ese mundo es gobernado despóticamente por la reina roja y Alicia, la elegida (así la presenta el californiano, como un Neo en Matrix), después de un viaje de autosuperación y maduración logra destruir al Jabberwocky, último sustento del poder de la reina roja, reestableciendo de este modo el amable reinado de la reina blanca. Alicia vuelve del mundo del sueño, que a lo largo de la película se ha materializado en algo más que eso, como en un universo paralelo tipo Narnia (con todo lo malo que esto implica, moralismo, maniqueísmo, melodramismo, etc), y rechaza su matrimonio por conveniencia. Por todo esto es que la película es fofa y aburrida, porque se nos convierte en un cuento de hadas tipo Narnia, sólo que adolescentoide y lindando con el Sci-Fi, y con la estética pesadillesca de Burton que, si bien es muy agradable visualmente, esta vez no logra salvar los errores comunes del mítico director del remake del Planeta de los Simios.

Lo que encaja tan bien en el mundo de la sub-urbia americana, como en las excelentes Beetle Juice y Eduardo manos de tijera, parece postizo en el XIX inglés. Quizá porque se usa la misma estética en contextos tan distintos, quizá porque la burla que hace de la sociedad victoriana es trivial, quizá porque Burton tomó la historia y los personajes de una novela y los lleva a un cuento de hadas épico en el que se desdibujan y pierden fuerza (ni siquiera los salva los conflictos que Burton les impone), o quizá porque la película no logra ser fiel a sí misma e intenta integrar más elementos de los que puede: el producto es chimbo y no logra ser más que otra película reciente de Tim Burton en dónde pesa más el equipo, la estética, el nombre del director, que la historia y los personajes. Un dvd más en la colección de un director de culto.

http://juanca.tumblr.com

Comentarios

Mauricio Giraldo Arteaga dijo en 10/03/2010:

o quizá porque Burton no escribió el guión... o quizá porque no quisieron hacer un remake... en todo caso esperaba más de la película

marcar como spam

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.