Nombre: Círculo suicida
Categorías: Drama, Terror, Policiaca, Política, Misterio, Horror
Director: Shion Sono
País: Jap
Año: 2001

Otras reseñas para esta película

Javier Moreno * * * *

Círculo suicida (2001)

¿Qué dura?

¿Durar? ¿Dura la flor? Su llama fresca
en la mano del viento se deshoja:
la flor quiere bailar, sólo bailar.
¿Duran el árbol y sus hojas
-- vestidura que al viento es de rumores
y al sol es de reflejos?
¿Este cielo, infinito que reposa,
es el mismo de ayer, nubes de piedra?
No durar: ser eterno,
labios en unos labios,
luz en la cima de la ola, viva,
soplo que encarna al fin
y es una plenitud que se derrama.
Ser eterno un instante,
vibración amarilla del olvido.

-- Octavio Paz, Razones para morir.

En la historia japonesa tradicional de los 47 Ronin (Chushingura), los samurais, tras vengar la muerte de su señor, van al templo y cometen seppuku. En el camino al templo, se detienen en una posada donde toman sake, comen pulpo y festejan. El suicidio era para ellos un ritual de limpieza, de culminación honorable de una vida dedicada al servicio. Casi trescientos años más tarde, a las 7:30 de la noche, en la plataforma número 7 de una estación central del metro de Tokio, 58 adolescentes esperan el tren. Por el altoparlante la voz anuncia la llegada del mismo y recuerda a los pasajeros ubicarse tras la línea amarilla. Las 58 niñas, haciendo caso omiso, se toman de las manos, dan un paso al frente, mueven sus brazos como quien juega una ronda, cuentan, cantando, hasta tres y saltan. El tren literalmente las barre. Esta vez no hay honor, no hay notas, no hay símbolos, sólo un salto corto hacia la eternidad absoluta de la no existencia.

Suicide Circle, siguiendo la línea estética de la ya clásica Battle Royale, explora las consecuencias de este macabro acto llevándolas, sin consideración con la sensibilidad del espectador, a sus últimas instancias: los medios hacen pública la noticia, la agrandan, la mistifican y la glorifican y el público responde con entusiasmo suicidándose masivamente (intentando romper el record impuesto en la estación), adjudicándose la autoría intelectual de las muertes, dándole al sin sentido del acto un significado más moderno, convirtiéndolo en una moda más, como los tamagushis, las medias gruesas que cubren los zapatos y los grupos de música pop de coloridas niñas prepúberes.

Como es de esperarse, un detective se interesará en el caso. Atará algunos cabos, soltará otros, encontrará una maleta deportiva con un rollo de cinta hecha con piel humana y un sitio de internet donde se desarrolla un extraño conteo. Su misión será, en últimas, mantener el misterio en pié y permitir que el espectador guarde la esperanza de que al fondo haya una explicación entre el gran basural. La habrá, si, pero no será aquella que todos esperan...

Esta película es una crítica ácida a la sociedad que no tiene problema a la hora de recurrir a la violencia explícita y dotarla de significados. Es entretenida, pero pesada... Escandaliza un poco. No la recomiendo para citas del día del amor y la amistad, días de la madre, celebraciones de aniversarios o reencuentros de amigos. Úsela bajo su propia discreción acompañado de sus compinches de toda la vida, de esos con los que fué a ver y reírse en Saló, Porcile, Crash y ese ciclo de Hentai del que aun a veces se arrepiente. Déjese confundir y no se tape los ojos: todo son efectos especiales.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.