Nombre: Cloverfield
Categorías: Drama, Acción, Ciencia Ficción, Terror, Suspenso, Política, Religiosa, Documental, Fantasía, Guerra, Road movie, Horror
Director: Matt Reeves
País: Estados Unidos
Año: 2008

Otras reseñas para esta película

Pablo Muñoz * * * ½
Ernesto Zelaya * * *

Cloverfield (2008)

Cloverfield ha sido descrita como un cruce entre El proyecto de la bruja de Blair y Godzilla, un excelente resumen para un atipico filme. Este proyecto, producto de J.J. Abrams, creador de series como Lost o Alias, definitivamente provoca una reacción. Algunos van a odiarla, otros van a aplaudir su originalidad.

Es una novedosa manera de acercarse al género de los monstruos: desde el punto de vista del hombre común, el que no sabe que está pasando y presa del pánico, sólo corre para salvar su vida. El caos resultante de un monstruo atacando Nueva York adquiere repercusión e impacto a través de su presentación: filmado con una cámara en mano, en forma de testimonio mientras seguimos a un grupo de sobrevivientes de cerca en cada paso. El enfoque se mantiene intimo y personal; hay que agradecer la falta de obvios clichés del género,

Sabiendo que menos es más, el director Matt Reeves decide nunca mostrar al monstruo entero, sólo en pedazos y por breves momentos; esto deja que la imaginación de las personas haga el resto y eso justamente es lo que genera suspenso. La mente puede causar más impacto que cualquier imagen en pantalla.

Cloverfield es entonces un interesante experimento fílmico. Sin este formato, sería otro clon de Godzilla, otra típica película de monstruos imposible de tomar en serio. Por más esfuerzo que haga el film en ser verídico y crudo, la ilusión se rompe con la completa falta de lógica de los protagonistas, que, fieles al género de horror, hacen una estupidez tras otra.

La novedad de la película es su formato, una vuelta de tuerca a un género que debido a su simpleza difícilmente puede renovarse. Es una hora y media de tensión, con algunas secuencias bastante logradas e inevitablemente recordando a los atentados del 11 de septiembre en sus imágenes de caos y destrucción. El film está fuertemente influenciado por los eventos de aquella fatídica fecha. Al ver a las fuerzas armadas en un caos general, sufriendo los estragos del ataque, uno se imagina que lo mismo se vivió hace siete años.

Cloverfield es entonces un producto de la época, de la era YouTube y el voyerismo, la posibilidad de que todo acabe filmado para la posteridad, visto desde su agresiva promoción, una campaña viral que supo crear expectativa, tal vez demasiada. Pero más que otra cosa, es un film de monstruos y es mejor verlo de esa manera: una manera atípica de hacer cine, un experimento con fallas pero no por eso menos interesante.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.