Nombre: Soy leyenda
Categorías: Drama, Acción, Ciencia Ficción, Terror, Política, Religiosa, Fantasía, Guerra, Basado en una novela
Director: Francis Lawrence
País: Estados Unidos
Año: 2007

Otras reseñas para esta película

Ernesto Zelaya * * *

Soy leyenda (2007)

Publicada en 1954, Soy leyenda fue una de las tantas historias en popularizar el concepto de un devastador apocalipsis. La historia del único sobreviviente de una enfermedad mortal influenció a otras obras similares, entre ellas La noche de los muertos vivientes de George A. Romero y fue la base para dos filmes anteriores: The last man on earth de 1964 y The Omega Man de 1971.

Robert Neville (Will Smith) es el último hombre en la tierra, varado en una desierta Nueva York. Sus días se reducen a vagar la ciudad buscando provisiones, escondiéndose cuando cae el sol de un grupo de mutantes nacidos de una supuesta cura para el cáncer que terminó infectando a todo el planeta.

Neville es además un militar, parcialmente responsable por el virus que arrasó con la población. Su única motivación es encontrar una cura que permita devolver todo a la normalidad. Desde el primer minuto, estamos inmersos en la mente de Neville, que carga con la única culpa de lo sucedido al mundo y a su propia familia, y lentamente va cayendo presa de la paranoia y la locura al estar en completa soledad; su única compañía son unos maniquíes a quienes trata como personas y su fiel perro Sam.

Aún cuando se presenta la remota posibilidad de que existen más sobrevivientes, poco importa: Robert está tan inmerso en esta nueva realidad y tan agobiado por sus propios demonios, que difícilmente pueda volver a desenvolverse en sociedad como una persona normal; si es que en algún momento llega a encontrar esa cura, no tendrá otra razón para seguir existiendo.

El trabajo de Will Smith es impecable. Alejado definitivamente del Principe del Rap, y sin ningún asomo de humor como en sus anteriores papeles, el actor construye un sólido protagonista, un hombre torturado, que busca hacer el bien pero que ya perdió su lugar en el mundo. Pocos actores pueden mantener el interés al estar solos por todo un film y Smith lo logra con creces. Casi tan protagonista como él es la impresionante y macabra recreación de una gran ciudad desierta e inhóspita, una Nueva York que realza el sentimiento de aislamiento.

Si bien el climax toma un camino más convencional, donde la pirotecnia y la acción priman sobre el desarrollo de Neville y su incierto futuro, esto no influye en lo anterior, un relato de suspenso en una situación en la que nadie quisiera estar; es una sólida adaptación de una novela que ha influenciado todo lo que es el subgénero del post-apocalipsis, en literatura y cine.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.