Nombre: Viernes 13
Categorías: Comedia, Terror, Erótico, Fantasía, Basado en hechos reales, Biográfica, Crimen
Director: Marcus Nispel
Año: 2009

Otras reseñas para esta película

Javier Moreno

Viernes 13 (2009)

Me quedo con la serie clásica

1

Jason Voorhees es un hijo ahogado de una psicópata loca que mata monitores hormonados de campamentos de verano, pero también es hijo del cliffhanger, ese artilugio narrativo moderno que impide que las cosas se cierren mediante la promesa de que pronto -no desesperen- habrá más.

A continuación, y en exclusiva para Ochoymedio, la secuencia al final de la primera Viernes 13 (1980) donde nace Jason Voorhees:





















No sé si quede claro por las imágenes, pero Jason Voorhess (el niño deforme que surge del lago) nace como una excusa para que dos años más tarde puedan lanzar una nueva Viernes 13 (vendrían nueve secuelas tras esta) dado el problema de que los guionistas habían degollado a machete a la asesina misteriosa cuatro minutos atrás.

1.Bis.

"... from the space which is not space, into any time when the Words are spoken, can the holder of the Knowledge summon The Black, blood of YibbTstll, that which liveth apart from him and eateth souls, that which smothers and is called Drowner. Only in water can one escape the drowning; that which is in water drowneth not..."

2

Una reflexión: Jason Voorhess abrió las puertas de los ochenta como Jack el Destripador marcó el inicio del siglo XX. Ambos son profetas de la era que antecedían, síntomas de las crisis morales que rodearon sus respectivas génesis. ¿Qué mejor actualización del refinado asesino victoriano serial de prostitutas londinense que un monstruo de ultratumba inmortal y rústico que (oculto tras una máscara sucia de hockey) destaza adolescentes libertinas, peliteñidas y tetonas a machete?

3

Diez cosas que nunca faltan en una película de Viernes 13:

(1) Escena(s) de sexo sudoroso. (2) Uso copioso de profanación y groserías. (3) Tetas bamboleantes (Naturales o artificiales. Muy grandes y jugosas todas.) (4) Comentarios burlescos sobre el hecho de que Crystal Lake Park podría quedar en cualquier parte. (Yo tenía uno a diez minutos caminando de mi casa en Urbana.) (5) Consumo de drogas y alcohol. (A Kevin Bacon en la primera película lo matan diez segundos después de prender algo que parece un porro.) (6) Noche de cuentos de terror autorreferentes junto a una hoguera. (7) Juegos en el agua de muchachos parcialmente desnudos. (8) Jason Voorhess parado diez centímetros atrás de la víctima sin que la pobre se de cuenta. (9) Personajes "raciales" con papeles (trágicamente) humorísticos. (10) Una decapitación.

No sé ustedes, pero yo a veces sospecho que detrás de estas películas está una organización fundamentalista religiosa prometiéndole a la juventud descarriada su bien merecido infierno.

4

La resurrección siglo veintiuno de Jason no tiene gracia. Todo es mucho menos sucio, y con el mugre de la serie original se va su encanto. Hay una distancia infinita entre este bodrio normatizado y limpio y la genialidad revitalizadora del Halloween de Rob Zombie.

No por nada, pienso ahora, Zombie es el genio detrás de The Devil's Rejects y Nispel dirigió Billy Joel: Greatest Hits Volumen III: The Movie. No que yo tenga nada en contra de Billy Joel, ni más faltaba, pero ese dato definitivamente dice algo. 

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.