Nombre: ¿Quieres ser millonario?
Categorías: Drama, Basado en una novela
Director: Danny Boyle
Año: 2008

Otras reseñas para esta película

Alejandro Gómez Dugand * * ½

¿Quieres ser millonario? (2008)

¿Is that you final answer? – Algo más sobre Jamal y Latika
Si, de acuerdo. La de Jamal y Latika no es una historia especialmente emocionante.

¿Última palabra? Si, última palabra.

Pero tampoco lo es la historia de Juanita, una amiga que se fue a Milán a perseguir a su novio y se tuvo que devolver al encontrarlo con otra vieja en su piso. O la mía y mi ex novia, o la de sus padres. Pero a todos nos estremece recordarlas, todos tenemos nuestros puntos de tensión…

Luís Fernando Afanador acusa a Slumdog Millionare de melodrama, y si, lo es; Alejandro Martin dice que el problema de la película es que esa melodramática historia de amor no es fuerte, y si, no lo es.

¿Ultima palabra? No, prefiero la ayuda del público:

Jimena Rodríguez la pareció una manera divertida de mostrar la realidad hindú… Santiago le gustó la idea de ver un Bollywood diferente, mas cercano. Gloria Esquivel responde por msn exactamente esto: “No se, es buena, es entretenida. Creo que la gente cogió de parche después del Oscar decir que era pésima porque antes del buzz era cualquier película indie bacana, pero como también cogió a Hollywood entonces se pusieron rebeldes. Como si la gente no pudiera tolerar que es una película que le gusta tanto a ñoños como a papás”. A Lucia Sotelo, que me recomendó ver la cinta, le pareció una idea simple muy bien resuelta.

Uno siente la presión del público, los ojos del presentador, todo. Uno revisa la pregunta: ¿De que carajos va Slumdog Millionare? Uno ve sus opciones:

A.    Es una débil historia amor.
B.    Una excusa poco efectiva para relatar la realidad de la India.
C.    Un despliegue estético de colores, música y movimientos de cámara en función de nada especialmente bueno.
D.    Un problema para cualquier persona que la quiera reseñar.

El público no ayuda en nada.  Es claro, como historia de amor se queda corta, con una trama y unos personajes que por momentos son cursis y por momentos inverosímiles.

Puede ser la A.

Javier Moreno dice que esta película le acuerda mucho a La ciudad de Dios, pero por todo lo que no llegó a ser. Y si, tiene razón… Slumdog es una manera occidental de ver a la India, un poco exagerada, un poco desprovista de una perspectiva adecuada.

La B puede ser también una opción.

Por estos días, la estética MTV ha hecho estragos en el cine. A Boyle, eso es claro también en Trainspotting (como lo dice también Moreno), le encanta el tema, le encanta hacer películas en las que uno puede recordar perfectamente la banda sonora. Esta es una discusión difícil de resolver; y no tengo tiempo, pronto habrá corte a comerciales, la gente del público quiere verme triunfar o ver como mi sangre se esparce en el suelo del estudio.

No descarto la C, pero no me suena del todo.

Uno piensa sus opciones: el 50/50 me sirve de nada, llamar a un amigo sería una opinión más, un punto de vista difícil de contradecir y que haría más grande el problema.

Un repite la pregunta en su cabeza: ¿De que carajos va Slumdog Millionare? ¿De que carajos va Slumdog Millionare? ¿De que carajos va Slumdog Millionare?. Nada. Ninguna respuesta llega a la cabeza.

Entonces uno se acuerda de las historias que le han contado sus amigos, de la manera en que Juanita esperó unos meses para emborracharse y contarme lo de su novio en Milán, de cómo para ella la historia le remueve las fibras. ¿Es una historia de amor la de Juanita? No se, y, en últimas, a quién le importa. Lo importante es que para ella es importante. Que algo en su vida hace que esa historia sea estremecedora.

No entendí Slumdog Millionare como una historia de amor, sino como una historia de cómo se hace la vida de alguien. De cómo caer en un pozo de mierda hace que el nombre de un  actor hindú no se olvide nunca. El amor es un McGuffin. Lo importante para mi es como la vida de Jamal es exactamente la de uno, pero en otro contexto… un contexto fuerte, plagado de injusticia, de pobreza. El niño ciego con la hermosa voz es una excusa, creo, para que la historia se mueva para adelante. Ciudad de Dios no podría existir en un lugar que no fuera Brasil, pero si Slumdog sucediera en la Rusia comunista, el mensaje, creo, sería el mismo.   

La vida se hace con pedacitos de historias que sólo funcionan y son coherentes  vistos en retrospectiva. Así es su vida, la mía, la de Jamal… sólo que a él un programa lo obliga a entenderlas, a darles forma. Esto es existencialismo al 100%. Quiero pensar que eso es de lo que va esta película, que esa manera en la que decidieron narrar la historia no es sólo ingeniosa, sino que era la mejor… quiero pensar que en el fondo esta es la historia de todos nosotros.

Pero esa respuesta no existe. Uno no puede hacer más que dejar la pregunta abierta: ¿De qué va Slumdug Millionare? Entonces un se ríe, mira al presentador y dice que no sabe, que prefiere retirarse con la plata que tiene.

¿Ultima palabra? Y uno la piensa, uno no sabe que responder, uno no sabe nada, uno…

Si, última palabra.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.