Nombre: El curioso caso de Benjamin Button
Categorías: Drama, Fantasía, Romance, Histórica
Director: David Fincher
País: Estados Unidos
Año: 2008

Otras reseñas para esta película

Luis Fernando Afanador Perez * * *

El curioso caso de Benjamin Button (2008)

En el arte el tema nunca importa: todo es forma, tratamiento. Estoy absolutamente de acuerdo con esa premisa. Por eso Bejamin Button, que me emocionó mucho por su tema y no me pareció una gran película, me desacomodó un poco la ecuación.

La película, desde luego, tiene varias escenas y detalles bien logrados. Aunque más de una vez decae y se vuelve una postal, un cliché cinematográfico, el tema, el gran tema del tiempo viene a salvarla y deja la atención intacta. El tiempo que pasa: nadie que sea humano puede permanecer indiferente a ese tema. Como todos los jóvenes, yo vine a llevarme la vida por delante hasta que descubrí que envejecer y morir era el único argumento de la obra, decía el poeta Jaime Gil de Biedma.

Además de su linaje metafísico, me gusto también la reivindicación que hay en ella de la vejez, en una época que no sólo le tiene pánico sino que ha tratado de negarla haciendo un culto histérico de la juventud y la belleza. Sin miedo –y sin asco-, entramos a una casa de ancianos para ver que allí también puede haber un ignorado encanto. No queremos envejecer, queremos dar vuelta a los relojes y devolvernos en busca de la eterna juventud. Benjamin nos recuerda que ese anhelado paraíso puede ser un infierno peor porque nos aleja irremediablemente de los seres que amamos. Es con ellos, gastando la juventud con ellos, envejeciendo con ellos, como el tiempo no nos hiere tanto. No hay escapatoria; en las dos salidas de ese laberinto que es el tiempo hay un monstruo que espera para devorarnos. No corramos con desespero hacia la salida; tampoco hacia la entrada. Y ojalá encontremos una buena compañía en el camino.

Para Julio Nieto Bernal, in memoriam

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.