Nombre: Arráncame la vida
Categorías: Drama, Histórica
Director: Roberto Sneider
Año: 2008

Otras reseñas para esta película

Luis Fernando Afanador Perez * * *

Arráncame la vida (2008)

La revolución traicionada

Arráncame la vida, la película mexicana de Roberto Sneider, actualmente en cartelera, recoge muy bien el espíritu de la novela homónima de Ángeles Mastreta. Catalina Guzmán, su protagonista, es una mujer víctima del machismo. Pero ella no se le opone de frente porque sería un suicidio hacer tal cosa ante el poderoso  y temible general Andrés Ascencio, su esposo, que no deja de ser encantador. Además ella lo ama, él fue su primer hombre y el que le reveló las delicias del sexo: "Enséñame a sentir". También, de alguna manera, disfruta las mieles del poder y cierra los ojos con lo que sucede: los políticos corruptos y asesinos que traicionaron los ideales de la revolución para enriquecer su patrimonio. En síntesis, es ambigua ante el poder y el machismo: los detesta pero los disfruta. Sobrevive gracias a una milenaria y oblicua estrategia femenina: la ley del talión. Si me engañan, engaño. Harta de los cuernos descarados de su esposo, se consigue un amante. Cuando se casó era una jovencita inocente de 15 años. Ahora es una mujer de 28, madura y mundana. Y con otra óptica del sexo: qué egoísta es el general en la cama. Una mujer de esta época se iría con su amante luego de un beneficioso divorcio. Una mujer mexicana de principios de siglo, como lo es ella, espera. Espera pacientemente hasta la victoria final, hasta que el león se convierta en un dulce cordero, parábola de todos los hombres. Y si no, pues darle un empujoncito.
 
Las mujeres de Ángeles Mastreta -incluyo aquí las de otra obra, Mujeres de ojos grandes- son desde luego polémicas. Y supongo que, con razón, despiertan las iras de las feministas. Pero debemos aceptar que, más allá de esa discusión, resultan fascinantes porque siempre están diciendo con un sutil guiño de ojo: no somos tan víctimas. 

 

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.