Nombre: Rashomon
Categorías: Drama, Comedia, Suspenso, Policiaca, Artes marciales, Fantasía, Misterio, Basado en una novela
Director: Akira Kurosawa
Año: 1950

Otras reseñas para esta película

Javier Moreno

Rashomon (1950)

(Per)Versiones

Desde hace tiempo adquiero y descarto pasados a voluntad. Por eso confiar en mi memoria es equivalente a confiar en mi habilidad -variable- para fabular. En la práctica, recuerdo -o he vivido- lo que quiero recordar y como quiero recordarlo. En ocasiones es confuso, en otras no tanto. Hay días cuando incluso se siente correcto. No sé si me hago entender. 

◊◊◊

Hace tres días ocurrió un asesinato. Fue horrible. Yo lo vi. Encontré al muerto entre unos matorrales, atravesado por una daga o un sable. Caminaba por el bosque y accidentalmente lo encontré. Hedía.

¿Una daga o un sable?

Un sable, sí. O dos. Decapitado y empalado, pudo ser. Sin piernas. Con largos cortes transversales en el pecho, abiertos para siempre. Con las manos engarrotadas sosteniendo el aire, anclándose al aire para no irse -no todavía-, así lo encontré, y luego corrí donde el comisario y le conté todo lo que sabía, excepto eso que no debía contarle, claro está.

No me juzgue. Tengo mis razones. No quería meterme en problemas.

◊◊◊

Ocurrió un asesinato y yo soy la víctima, el asesino, la culpable, y el testigo secreto que todo lo niega. Soy el reconstructor de realidades en palabras, el que decide lo que fue. Soy también el que escucha el recuento y quien lo sufre, el monje que no lo entiende, el que en la confusión ve la humanidad cayendo al vacío y llora desconsolado por la muerte de su fe en las historias de los hombres.

Y es que todos mienten. Es instintivo. No tienen opción. ¡La verdad es tan elusiva!

◊◊◊

En otro orden de ideas, la mentira y la verdad son relativos al observador. Mentir no es contar algo que no ocurrió sino contar algo que no ocurrió a sabiendas de que no fue así. Y este a sabiendas tiene su truco. La información se pierde. La información se transforma. El proceso de asimilación de vivencias, aunque aparentemente instantaneo, es susceptible a interferencias. Vemos lo que queremos ver y contamos lo que vemos. Mi verdad es su mentira y viceversa, no hay contradicción. El universo a veces es así de hermoso.

◊◊◊

A todas estas:¿Cruje un árbol al caer en un bosque deshabitado?

¿Y si hay cinco hombres en el bosque y el árbol cae sobre la cabeza del más joven aplastándolo, cruje para todos por igual?

¿De cuántas maneras cruje el árbol al caer?

¿Dirá el muerto que crujió de la manera justa?

¿Qué más diría el muerto de poder hablar?

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.