Nombre: La mala educación
Categorías: Drama
Director: Pedro Almodóvar
Año: 2004

Otras reseñas para esta película

Andres Borda Gonzalez * * ½
Diego Guerra * * * ½

La mala educación (2004)

En el estreno de La mala educación, a la salida de la sala de cine, había uno de esos señores que llenaba encuestas sobre cómo le había parecido la película al público.  Las casillas de "Excelente" y "Buena" de la planilla que este señor tenía que llenar (basándose en las respuestas que le daban los espectadores que salían de la sala) estaban completamente llenas, mientras que las de "regular" y "mala" no tenían, literalmente, ni una sola X. Minutos antes, mientras todavía se estaba proyectando este intenso, cruel e inteligente drama del famoso director español Pedro Almodóvar, daba la impresión de que algunos no estábamos entendiendo del todo lo que estaba pasando: nos reíamos cuando no tocaba, sentíamos compasión por los personajes equivocados, y nos perdíamos en la cuidadosa trama de esta especie de complicado meta-relato. Y, sin embargo, aunque al final sintiéramos que una parte del mensaje se había perdido a medida que avanzaba la película; a pesar de que creyéramos que nunca habíamos alcanzado a comprender del todo el mundo que estos personajes habitaban; a pesar de todo esto teníamos la necesidad de convencernos a nosotros mismos (obligados en parte por el prestigio de Almodóvar, y en parte porque todo el mundo alrededor nuestro no paraba de decir, con emoción,"qué gran película") de que estábamos ante una nueva obra maestra de uno de los directores más prestigiosos de los últimos tiempos.

Esta es, creo, la película más seria, ambiciosa y cruel de todos los trabajos de Almodóvar y, según ha dicho, cierra un ciclo de obras "dramáticas" que comenzó con Todo sobre mi madre. Para crearla ha traído de vuelta todas las obsesiones que lo han atormentado desde sus primeros trabajos (la identidad, la ficción vs. la realidad, la sexualidad), y ha usado todo lo que ha podido aprender de directores como Douglas Sirk, Rainer Werner Fassbinder, y Fritz Lang. La mala educación es, según sus propias palabras, un film noir, y los críticos alegan que es el punto más maduro a nivel creativo dentro de su carrera. Almodóvar usa aquí todos los trucos que nos venía presentando desde hacía tiempo, y nos presenta un mundo en el que no sabemos bien si es el arte el que imita la vida, o la vida la que imita el arte. Los actores hacen sus papeles  -deliberadamente- de manera artificial (como en los trabajos de Fassbinder), y los episodios de "ficción" son mezclados con los recuerdos y la historia general de una manera increíble y con un propósito específico.

Y, claro, este tipo de reflexiones es lo único que nos queda a quienes nunca hemos entendido los personajes de sus películas y a los que no sabemos bien cuando reírnos y cuando conmovernos con sus historias. Nos queda la impresión de que nos encontramos ante un escalofriante relato que, por alguna extraña razón, no alcanza a llegarnos. Sin importar cuánto nos esforcemos por darle sentido a las lejanas y estupendas actuaciones de Gael García y Fele Martínez y a la complicada técnica de narración que nos presenta una película dentro de otra película, La mala educación seguirá siendo (para algunos muy pocos, repito) una obra que, por decirlo de alguna forma, se queda en la pantalla, lejos, como si fuera un objeto más completamente ajeno a nosotros.

Almodóvar se ha propuesto hacer una especie de obra maestra, y en cierta forma creo que lo ha conseguido. Esta es una película que servirá, en el futuro, para explicar en las universidades la obra de este director y para ser objeto de cientos de estudios, pero que sólo conmoverá a aquellos que entiendan el extraño y personal mundo que Almodóvar ha creado.

 

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.