Nombre: El fin de los tiempos
Categorías: Ciencia Ficción, Terror, Suspenso, Misterio
Director: M. Night Shyamalan
Año: 2008

Otras reseñas para esta película

Pablo Muñoz * * * *
Jorge Mario Sánchez * * *

El fin de los tiempos (2008)

En The Happening (El fin de los tiempos), M. Night Shyamalan cuenta, de forma un tanto velada, la misma historia que ya nos narró en algunos de sus filmes anteriores, especialmente en The Village (La aldea): la única salvación posible, en una sociedad que se destruye a sí misma y a su entorno, es el aislamiento. Este aislamiento, sin embargo, no puede ser absoluto, y el director así lo demuestra con uno de los personajes, la mujer que desde hace varios años vive sola en una casa en medio de la nada y que sin duda está loca. Tiene que persistir a pesar de todo el círculo familiar, y en éste, según el particular punto de vista del director, deben predominar la inocencia, la ingenuidad y un amor casi infantiles. Pero esta ingenuidad puede resultar bastante frustrante para muchos espectadores: los diálogos de los dos personajes principales (Elliot y Alma) y las actuaciones de Mark Wahlberg y de Zooey Deschanel bordean peligrosamente la irrealidad y la bobería.

Por lo tanto, hay en el filme un contraste muy marcado entre la inocencia de la relación de Elliot y Alma (en medio del caos apocalíptico, ella se siente culpable porque una noche comió Tiramisú con un compañero de trabajo y no se lo contó a su esposo), y la brutalidad de las escenas donde somos testigos de la ola de suicidios que azota la costa este de Estados Unidos: En una de ellas, los obreros de una construcción se arrojan al vacío desde los pisos superiores, y oímos el estruendo de sus cuerpos al golpear el pavimento; en otra, un auto se estrella a toda velocidad contra un árbol, y uno de sus ocupantes se baja y tranquilamente se corta las venas con pedazos de vidrio; en otra más, en un video aficionado transmitido por celular, un hombre se mete a la jaula de los leones en el zoológico y empieza a provocarlos… Y son estas escenas lo mejor del filme, construidas con precisión y con una cierta economía de recursos, precedidas siempre por ese viento fuerte que agita las hojas de los árboles, por la visión de las personas que van caminando y de pronto se quedan quietas mirando el vacío, por un grito que se oye a la distancia.

Shyamalan dosifica los diálogos y los acontecimientos para que éstos sólo nos den la información que necesitamos para comprender la naturaleza del extraño fenómeno, y para comprender el “mensaje” que, en últimas, quiere manifestarnos a toda costa. Hay, por lo tanto, una estructura ordenada, lineal, sin eventos superfluos. La película no se extiende demasiado, y eso se agradece. La tensión es una constante en todo el metraje, con algunos sobresaltos y sorpresas. Y la música de James Newton Howard cumple con su cometido, a pesar de ciertos momentos en que resulta demasiado enfática y, por eso mismo, poco efectiva.

En síntesis, The Happening es una película irregular, que como casi todas las de su director (excepto Sexto sentido) no ha sido muy bien recibida por la crítica y por el público. Pero eso no impide que sea una obra interesante, que se deja ver sin problemas un par de veces (o más si queremos asimilar todo lo que el director quiere decir), y que tal vez, sólo tal vez, se convierta con los años en un raro objeto de culto.

http://www.elpersa.blogspot.com/

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.