Nombre: Flores rotas
Categorías: Drama, Comedia
Director: Jim Jarmusch
Año: 2005

Otras reseñas para esta película

Rodrigo Hasbún
Javier Moreno * * * *
Mauricio Reina * * * ½

Flores rotas (2005)

Las flores rotas de Jim Jarmusch

La carta que recibe Don Johnston, un donjuán venido a menos interpretado por el cada día más inexpresivo y genial Bill Murray, para desgracia suya y regocijo nuestro, no va firmada. Veinte años después de lo debido una antigua novia le informa en pocas líneas, escritas a máquina y sobre papel rosa, que es padre de un muchacho que por esos días partió de viaje presumiblemente en su busca.

El vecino de Don, aficionado a las tramas de misterio, insiste en que no puede no saber quién es la madre de su hijo y traza un plan que incluye visitas a todas las novias de la época, actualmente repartidas a lo largo del país. Debe tratarse de una broma de mal gusto, intenta explicarse él. Poco después, sin embargo, encomendado a encontrar las pistas necesarias, digamos una máquina de escribir o la predilección por el color rosa, emprende el viaje.

A partir de esa sugerente situación inicial, Jim Jarmusch construye sus Flores Rotas, premiada en la última edición del festival de Cannes y no estrenada en salas locales pero ya ofertada en cualquier puesto de películas de la ciudad.

Ir corriendo a comprarla. Volver a casa, descolgar el teléfono, acomodar los equipos y comenzar. De la mano de uno de los directores más emblemáticos del cine independiente norteamericano, también emprender viaje.

 

*

 

¿Qué haces aquí?, preguntan ellas, sorprendidas. Son las antiguas novias y las posibles madres del hijo hipotético –interpretadas por un elenco formidable de hermosas mujeres maduras, entre ellas Sharon Stone y Jessica Lange-, las dueñas de las vidas posibles que hubiera podido llevar al lado de cada una.

Viaje hacia al pasado, viaje sentimental a pesar de no parecerlo y de intentar no parecerlo, descubrimos pronto que lo más importante yace oculto debajo de la piel de la película y lejos de la resolución del enigma, que al lado de la apuesta estética y narrativa de Jarmusch se desvanece y deja de interesar. Así, llama menos la atención cuál de ellas pudo haber escrito la carta que presenciar lo que han hecho de sí mismas, cómo enfrentan el presente, en qué consiste su intimidad.

¿Cómo serán nuestras novias de aquí a veinte años? ¿Cómo seremos nosotros de aquí a veinte años?

 

*

 

Última parada de una filmografía notable, en Broken Flowers confluyen la mayoría de los elementos distintivos de la obra de Jim Jarmusch, admirador y seguidor confeso del cine de Robert Bresson, John Cassavetes y Yasujiro Ozu: puestas en escena mínimas pero contundentes, planos largos e inmóviles, situaciones curiosas y personajes memorables, diálogos esquivos, guiños frecuentes a la cultura popular pero también a la otra, sus predilectos y ocasionales travellings laterales que se mueven un poco como él mismo, en la dirección menos habitual, y la decisión de no caer en lugares comunes y ser lo contrario de fácil sin llegar a ser difícil.

Ayudados de una excepcional banda sonora, compuesta por el músico etíope Mulatu Astatke, la respiración y el ritmo pausado de la película atrapan desde el principio. Gracias a la construcción sutil, el maravilloso final resplandece aún más.

Jim Jarmusch le ha estado dando vueltas a la soledad y al envejecimiento… o ellas a él. En el camino, sin entender nada o entendiéndolo todo demasiado bien, nos ha regalado una película entrañable, de ésas a las que nos tiene acostumbrados hace ya tanto.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.