Nombre: Los novios búlgaros
Categorías: Comedia dramática
Director: Eloy de la Iglesia
Año: 2003

Otras reseñas para esta película

Alexander Amezquita Pizo * *

Los novios búlgaros (2003)

De locas, plumas e imperfecciones

Anécdotas de locas gritonas (peudo- feminismo psicodélico), adicciones sexuales, cocainomanía, transacciones para echarse un polvo con el pollo más cotizado del corral, eternos machos que se aprovechan de las maricas para llenar sus bolsillos de dinero y mantener así su continua inutilidad. Podría todo esto llevarnos a una historia alocada, veraz y traumada de lo que puede ser la vida para algunos hombres homosexuales. Pero no, Los Novios Búlgaros no realiza aportes significativos o novedosos al ya estigmatizado universo de hombres homosexuales.

Trabaja con lugares comunes, con lo evidente y exalta los excesos como novedad y distinción, lo cual es inapropiado ya que los excesos hacen parte de la normalidad del hombre —inclúyase hombres y mujeres homosexuales o heterosexuales, o como dicen hoy: el universo diverso de los LGBTIH (lesbianas, gays, bisexuales, transexuales y travestis, intersexuales, heterosexuales) ¡UF! … larga la listica—.}

Además de un guión flojo (¿Qué es eso de traficantes de material nuclear?) Este tema secundario no suma elementos que impulsen la acción principal, que es sólo: la carencia de afectos representados en una sociedad que se asombra de tan solo imaginarse que entre dos tipos además de sexo/penetración/pecado, pueda existir amor.

Al director le place más irse por las saunas de Madrid, las fiestas orgiásticas, el exceso de droga y alcohol y atractivos hombres que exaltan su masculinidad ubicándose on the top, pues eso de besitos y caricias es para maricas.

No profundiza en los puntos de vista, no desarrolla totalmente la capacidad del personaje principal, y qué decir de los secundarios, terminan por cumplir una función decorativa, es como tener en casa un jarrón lleno de flores de mil colores. Y si le sumamos la actuación casi robótica del personaje Búlgaro, cuya mayor característica es un cuerpo gimnástico y una desbordada masculinidad que raya en lo maricón, Los Novios Búlgaros es una pequeña cinta morbosa que animará a cualquier gay inadvertido y hará que el resto de espectadores salgan, en algunos casos, desilucionados.

Pudo haber sido una historia de carencias, de otras formas de relacionarse sin necesitar de un happy end. No estoy en desacuerdo con el cine que se denomina de género, películas feministas, lésbicas o de gays, pues finalmente la historia es sólo una excusa para usar el lenguaje cinematográfico. Pero cuando veo una movie que no me aporta nada nuevo, que me cuenta historias que escuchó todos los días en el supermercado o en reunión de amigos, pues de nada sirve.

Valoro sustancialmente la capacidad del cine español de hablar a desparpajo de las cosas, y esta película no es la excepción. Usar imágenes directas del encuentro de dos hombres teniendo sexo (ya se ha visto en otras producciones ibéricas: no escatiman / sin pudores) son imágenes que le recuerdan al espectador que los personajes principales son dos tíos, poniéndonos los pies en la tierra pues hace evidente otras experiencias sexuales en el mundo. A esto se pueden reducir otras tantas películas de gays y lesbianas.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.