Nombre: Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal
Categorías: Acción, Comedia, Ciencia Ficción, Animación, Aventura, Fantasía, Infantil, Basado en hechos reales, Guerra, Comedia dramática
Director: Steven Spielberg
Año: 2008

Otras reseñas para esta película

Alexander Amezquita Pizo * * ½

Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal (2008)

Dicen que los héroes son para siempre

Un comienzo a toda maquina: adolescentes norteamericanos disfrutando de la velocidad, el auto radio a todo volumen y bellas jovencitas. Claro, el cine es esa realidad que todos soñamos. Las chicas se aventuran con apuestos y nerviosos soldados en una carrera por polvorienta y desolada carretera. Segundos después estos jóvenes milicos son malvados soviéticos en busca de un tesoro alienígena. Buen comienzo: áspero, rápido y desconcertante.

Un gancho que de nada sirve cuando la cinta avanza en una predecible historia. Algo que parece haber existido. Un remake de ideas que justifica esa repetitiva frase: “no existe nada nuevo para ser contado”.

Finalmente lo que nos tiene acostumbrado Hollywood: actitudes de macho dominante / mujeres histéricas / amigos traidores / México representando a todo el resto de Latinoamérica (es inaceptable que para mostrar a cualquier pueblo Andino aún construyan sets inspirados en Tijuana o Mexicali —No tengo nada en contra de los mexicanos y su cultura—) / el chico rebelde que descubre (por fin) que sirve para algo / comunistas / nazis / Tercer Mundo (salvaje, hostil y devorador) / malos que lo pierden todo por su ambición…

Fue divertido retornar a este héroe, con sus aventuras —típicas de la época—, y conocer a su retoñito, sí, fue sino que apareciera el joven Jones (heredero de la saga, hijo desconocido como en telenovela venezolana) para sentir ese halo de aventura ochentera al mejor estilo Back to the Future:

Hombre viejo, cargado de experiencia, inteligencia y sabiduría

Vs

Hombre joven, que cree sabérsela todas y con la suficiente energía para compensar los años que no llegan solos

Esta película es un poco entretenida, es verdad, pero un poco aburrida también es. Y claro la actuación de Harrison Ford no deja de ser destacable, con buena actitud, sorprendente maquillaje y esfuerzo sobre humano para un héroe que ya se le notan las canas y arrugas. ¡Pero no importa! Se le perdona. No me imagino un Indiana Jones protagonizado por un actorcillo con carita de niño andrógino. Es más, no veo cómo podrá reemplazarse al señor Ford ya que él mismo hizo que el profesor Indiana se convirtiera en leyenda, tanto que de no ser por él, su látigo, el sombrero… esta película queda reducida a un sencillo film de aventura.

Pero así es la industria del cine tiene la capacidad de hacer que nuestros héroes duren toda la vida y la vida de nuestros hijos, nietos, bisnietos… en otras palabras, habrá Indiana para la eternidad, hasta los días de nuestros últimos días.

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.