Nombre: Perro come perro
Categorías: Acción, Cine colombiano
Director: Carlos Moreno
Año: 2008

Otras reseñas para esta película

Andrés Carvajal * * ½

Perro come perro (2008)

Al fin y al cabo, perro come perro

Si usted es buena gente con el cine, le va a gustar esta película y si no lo es tanto, puede que también, porque Perro come perro es una película muy bien lograda. Y no solo está bien lograda en lo técnico -sonido, imagen y efectos especiales-, lo que ya es hora que empecemos a dar por descontado en el cine colombiano, como lo dan por descontado en el danés, el rumano y el iraní; porque después de más de 100 años de oficio del cine, en la época de la edición no lineal y la composición digital de imágenes, felicitar a una película porque suena bien, se ve bien y no tiene defectos técnicos es francamente deprimente. Propongo que Perro come perro sea recordada para siempre como aquella película hito, donde el público colombiano se olvidó de aplaudir porque no hubo problemas de sonido o de imagen y empezó a disfrutar tranquilamente de su cine. 

No solo está bien lograda en lo técnico, esta película va más allá. Lo de Perro come perro es estar bien lograda como un todo. Da pena separarla en sus partes porque es perfecta. ¿Dije perfecta? Sí,  perfecta como podría decirse de un Mercedes, una navaja suiza, un sombrero vueltiao, una club Colombia. Pero en aras de este análisis, podríamos desguasar este Mercedes para encontrarnos con un estructura narrativa sólida, con los puntos de giro puestos donde toca, con los 5 actos que enseñan en las escuelas de cine, con unos diálogos realistas, unas actuaciones equilibradas, un trabajo de cámara y fotografía impecable y otras muchas buenas piezas ensambladas de la forma correcta para producir un efecto estético contundente. Así, y con un humor más oscuro que la piel de Oscar Borda, se vive el calor húmedo, la magia negra, el lumpen criminal, se siente la ciudad de Cali, el suspenso de un teléfono que suena y suena y la acción de unas buenas balaceras. Lograr este sentido de perfección no es nada fácil y Carlos Moreno lo ha logrado en su opera prima “gracias a un cuidadoso trabajo de desarrollo, investigación y reescritura”, es decir, sudándola y evitando la tentación de pretender cambiar el trabajo honesto por epifanías de artistas. En palabras de Moreno “esto no es sólo un asunto de virtuosismo sino de trabajo y paciencia". 

Así que, si usted es medianamente buena gente con el cine, esta película le va a gustar. Pero si es un amarguetas como yo, con angustia se va a dar cuenta de que en esta película no hay nada original. Si usted es de los que cuando hace el esfuerzo de ir a cine no está buscando solo entretenerse sino dar con algo novedoso, se va a quedar esperando hasta los créditos finales para preguntarse si será cierto entonces que ya no hay nada nuevo bajo el sol. Después se va a cuestionar para qué sirve una película tan perfecta si no me dice nada que no me hayan dicho, o de una forma que me sorprenda. Para qué todo ese trabajo, para qué el viaje a Sundance. Es fácil ser  un tipo agrio, al fin y al cabo: perro come perro.

                   Comentarios a: muchotropico@yahoo.com

 

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.