volver a ochoymedio.info

Archivo para la categoría 'Encuentros cercanos'

Blogumental de cine: Patricia Miranda

Friday, July 3, 2009 por Samuel Castro

Ricardo Silva, nuestro querido amigo Ricardo, está ocupado con las diligencias que implica un nuevo libro, en este caso, “Autogol”, una historia sobre fútbol y sobre las derrotas, a veces demasiado fuertes, que éste puede producir. Y sobre narrar. Ricardo es un narrador literario que narra la vida de un narrador deportivo que ya no puede narrar. Y por eso, con firma ajena por necesidades del programa de administración del blog, volvemos con el blogumental que hace unos meses no aparecía por estos lados. Dice Ricardo y responde Patricia:

 

Patricia Miranda es, primero que todo, una gran editora. Lo sé de primera mano porque trabajé con ella en cuatro libros. Ha trabajado con Norma, con Planeta y con Aguilar. Pero es, por supuesto, muchas personas más: una excelente promotora de la cultura que no sabíamos que era, una cinéfila que entra sin prejuicios a los teatros, una investigadora que saca de aprietos a todos los que no saben bien qué están haciendo.

 

Las preguntas fueron:

 

1. ¿Recuerda qué se siente ir a cine por primera vez?

Me acuerdo mucho cuando fui a ver  “La guerra de las galaxias”. No era mi primera película, pero es la primera vez que sé que estuve en cine. La sensación que tengo es la de estar viviendo la película todo el tiempo y deseando que nunca se acabara.

 

2. ¿Cuáles son las películas de su vida que puede comparar con (haberlas visto fue para usted) un gran evento como la primera comunión o la graduación o el matrimonio?

La guerra de las galaxias – Azul profundo – Betty Blue – La sociedad de los poetas muertos – Claro Oscuro – El gran pez

 

3. Si acabara de conocer a alguien que ve pocas películas, y quisiera presentarse como es, ¿qué películas lo pondría a ver con usted?

Cuando Harry conoció a Sally

 

4. ¿Cuáles son sus películas malas favoritas, es decir, cuáles son sus principales placeres culposos del cine?

Las comedias románticas gringas e inglesas

 

5. ¿Por qué no puede dejar de hacer cine? O: ¿por qué no puede dejar de ver cine, de escribir sobre cine, de escribir cine?

Es como si dejara de leer o de ver a mis amigos, son las tres cosas que más me gusta en la vida y que me definen.

Las imágenes del cine ahora en radio

Wednesday, February 4, 2009 por Samuel Castro

Lo que queremos en ochoymedio, lo que siempre hemos deseado, es que el cine sea un GRAN TEMA de conversación, que haya muchas cosas que decir de él, que podamos escuchar distintas opiniones sobre las mismas películas, que descubramos títulos desconocidos, que si el cine no puede ser como la vida al menos la vida esté llena de películas. Y por eso, aprovechamos el blog para hacer un clasificado que anuncia una fuente más de información sobre cine: esta noche, a las 8 PM, a través de los 100.4 en FM de UN Radio, la emisora de la Universidad Nacional en Medellín, se estrena “En el cine”, un programa que intentará hacer del cine el mejor tema de conversación. Más adelante nuestros lectores que no son de Medellín y nuestros amigos de todo el mundo, podrán encontrar los contenidos de los programas en www.ochoymedio.info  en formato podcast para que lo puedan escuchar cuando quieran. Nos escuchamos entonces, “En el cine”.

Películas de carretera

Wednesday, January 28, 2009 por Samuel Castro

No había pensado, hasta anoche, que incluso una mala película puede ser mejor de acuerdo con el lugar donde uno la vea. Estaba en el asiento 11 del bus de Rápido Ochoa que cubría la ruta Medellín-Cartagena, eran las 8:30 PM y pusieron Get shorty de Barry Sonnenfeld. Normalmente, a esa hora y en mi casa, hubiera disfrutado de una comedia con humor negro como aquella. Referencias cinéfilas, autoparodias y comentarios ácidos sobre el mundo de Hollywood (“Voy a ser productor, no necesito saber mucho de cine”) me hubieran divertido. Pero no. Aún con la excelente calidad de la imagen (unas por otras, los monitores del bus estaban perfectos, el sonido era muy bueno aún con el doblaje obligatorio, pero tuvimos que aguantarnos un video institucional sobre la Tarjeta Éxito) no fui capaz de verla. No quería pensar mucho, necesitaba algo menos exigente con el espíritu, algo más fácil, algo que me hiciera olvidar del niño ajeno que se había dormido sobre mi pierna izquierda y del otro que en la silla de atrás me hacía presagiar avalanchas terribles sobre mi cabeza, diciendo que estaba mareado. Y a las 10:30 PM, atendidas mis súplicas por la Virgen del Carmen (o la que sea patrona de los transportadores) pusieron License to wed de Ken Kwapis, ese bodrio insufrible en el que Robin Williams hace de cura que dirige cursos prematrimoniales y les pone a los novios pruebas para que demuestren su compromiso. Normalmente hubiera movido el control o hubiera pateado el televisor o hubiera salido despavorido. Pero en medio del bamboleo del bus por las terribles carreteras colombianas, la película resultó perfecta. Era como una historia que te cuenta alguien que no te importa, pero que es lo suficientemente interesante como para que recuerdes los detalles aunque no los nombres. Sabía que era mala, pero me entretuvo. Ya no sé si extraño aquellos viajes donde sólo ponían malas películas de Van Damme (perdón por la redundancia) o títulos desconocidos de Jet-Li. Lo que tengo claro es que en carretera, el espíritu se transforma de maneras desconocidas. Y eso ya nos lo habían enseñado las road-movies.

El año Kate

Friday, January 16, 2009 por Samuel Castro

Kate en los Globo

 

La seducción no fue inmediata. Recuerdo que cuando vi a Kate en los afiches de Titanic no pude reconocer en esa pelirroja a la misma mujer que había hecho de Marianne en Sense and sensibility. Al comienzo no me gustaba ni cinco, cegado probablemente por el profundo desprecio que en aquellos días tenía por Titanic (todavía puedo decir, casi con orgullo, que nunca la vi en cine, ni la he visto completa en televisión o en video) pero hoy, con menos prejuicios en la cabeza, creo que es ella y su actuación (no nos digamos mentiras, DiCaprio está terrible en esa película terrible) la que le dieron a Titanic la dignidad que James Cameron no había podido lograr con sus efectos especiales. Pero después de eso, la belleza y el talento de Kate Winslet se fueron imponiendo hasta convertirla en una de esas actrices inolvidables, en un objeto del deseo, en una musa maravillosa, que puede compararse (como mostró Luis Fernando hace unos días en su post) con leyendas como Catherine Deneuve. Todo lo que toca se embellece, incluso las producciones que no están a la altura de sus actuaciones (Hideous kinky, Quills, The life of David Gale). Gracias su buen tino para escoger papeles, se convirtió a los 31 años en la mujer más joven en recibir cinco nominaciones al Oscar (sin lograrlo todavía, es inolvidable la mueca de desagrado que hizo cuando Helen Hunt la superó en la ceremonia del 98, por Mejor imposible) y en motivo de chanza de algunos periodistas. Ella misma se burló de ser la eterna nominada en un capítulo de Extras, la serie de Ricky Gervais en HBO, actuación que le valió por supuesto una nominación al Emmy del 2006 (que por supuesto también, no ganó). Pero esta vez es distinto, se presiente. Probablemente, como sucedió en el Globo, Kate Winslet se lleve este año dos Oscar para su casa, por sus actuaciones en The reader y en Revolutionary road. Y entonces, cuando tenga a esos dos hombres en sus manos, cuando se ría con la misma sonrisa inolvidable y contagiosa de Clementine en Eternal sunshine of the spotless mind podrá dormir tranquila, porque por fin, bajo de su nombre, aparecerá la palabra winner.

TWIN PEAKS / LYNCH Y GRAHAM

Tuesday, October 23, 2007 por patxo

Las viejas series de televisión nos siguen ofreciendo sorpresas enormes. Si se vieron las dos temporadas de la siempre actual Twin Peaks, creada por David Lynch, habrán sido testigos de algunos encuentros maravillosos (quizás en ese momento, principios de los noventa, no eran tan asombrosos) como el que se produce en el capítulo 26, en el café Double R (el lugar con los mejores pies del mundo), en el que se dan cita el propio Lynch -como el sordo agente Gordon del FBI- y una niñita medio regordeta, cachetona, y muy linda: la mismísima Heather Graham; esa que luego veremos transformada en una ninfa sexy en Boogie Nights. Gordon le coquetea a Shelly, camarera del sitio y la única mujer a la que puede escuchar sin usar sus audífonos. Y al cabo de unos segundos entra Coop (el agente Dale Cooper) acompañado de su nuevo amor, Annie Blackburn (la Graham). Momentos irrpetibles, encuentros inesperados que con el tiempo se quedarán en el recuerdo. Twin Peaks fue, quizás, la mejor serie de televisión que se haya hecho. Saludos y esperamos que les guste el video de hoy.

YouTube Preview Image

Festival de Sitges 2007

Thursday, September 13, 2007 por Javier Moreno

Hoy publicaron la lista de películas que participarán en el Festival de Sitges de este año. La oferta es copiosa y apetitosa. ¿Cómo decidir? ¿Qué ver? La Diary of the Dead de Romero encabeza, ¿pero qué más?

Tal parece que este año Ochoymedio.info (con el auspicio de La balada del elefante azul) cubrirá el mítico festival de cine fantástico y de terror español. Luego confirmo.


El blog ausente nos ofrece
una galería de viejos afiches del festival

KRAMER Y FRED SAVAGE

Wednesday, July 18, 2007 por patxo

Hay encuentros inesperados. O bueno, muy planeados por los libretistas y productores de las series de televisión, pero para la mayoría de los mortales son instantes sorpresivos e irrepetibles, como los que se pueden ver en el video de hoy. Es, en realidad, un momento inolvidable y absurdo, y ocurre cuando el largo Cosmo Kramer (uno de los personajes destacados de Seinfeld) se encuentra de repente en una cafetería a Fred Savage, el protagonista de The Wonder Years (Los años maravillosos o Aquellos maravillosos años, dependiendo del lugar del planeta donde vivan) e intenta convencerlo de que trabaje con él… en fin, lo dicho, encuentros inesperados, un choque de personajes que en pocos segundos junta el pasado con el presente; o estrategia televisiva. Qué más da. Kramer al encuentro de Savage. ‘Espichen el video’.

YouTube Preview Image