volver a ochoymedio.info

Archivo para April, 2010

Lo mejor de la década:2003

Monday, April 12, 2010 por Diana Ospina

Tras la propuesta hecha por Samuel para el 2002  me aventuro en una primera propuesta para el 2003. El ejercicio de revisar las películas que salieron en determinado año me ha parecido francamente adictivo. Es cierto que hay años en los que uno siente que no pasó mucho y otros en los que uno revisa la lista y piensa : ¿qué me pasó en ese tiempo?, ¿por qué no fui más a cine? Como sea, lo fantástico, es que siempre hay cosas para ver, películas que nos han dicho que son memorables que no hemos visto y que un día nos las topamos  y sentimos que las vemos en el momento justo. 

2003 me sorprendió por la diversidad de títulos interesantes. Aquí dejo una primera propuesta de selección.

1. DOGVILLE

Me pareció una película impactante desde muchos sentidos: la historia y la forma. Lars Von Triers  continúa incursionando en esta película en eso que le gusta tanto: la bajeza del ser humano. Para contar esta fábula escoge que el espacio sea imaginario, unas cuantas líneas en el piso representan las casas del pueblo a donde llegará el personaje interpretado por Nicole Kidman. No hay paredes, decoración, nada, los actores, como en una representación teatral, crean ante nuestros ojos el espacio. ¿Hace esto menos real la película? la respuesta sorpresiva es no, por el contrario todo eso que Von Trier quiere destacar se ve pontenciado por esta simpleza que deja los sentimientos desnudos. Muy recomendada.dogville21

2. ELEPHANT

Michael Moore puso el dedo en la llaga intentando contestar el porqué de los asesinatos en colegios a manos de jóvenes. Gus Van Sant decide reconstruir, a su manera, lo sucedido en Columbine.  Silencios prolongados, largas tomas, es un día normal en un colegio o por lo menos eso parece. Gus van Sant mostrara como tras la normalidad se esconden muchas cosas que no funcionan, que están mal, muy mal (como elefantes que ignoramos ver quizás). Esta película es una mirada despiada a la cotidianidad  de los adolescentes norteamericanos y cómo la violencia no irrumpe como en las películas de acción que vemos todos los días.

elephant

3.  KILL BILL

¿Qué se puede decir que no se haya dicho? Quentin Tarantino está aquí realmente pasandola bien y dandose gusto con Uma Thurman vestida de Bruce Lee.  LLena de homenajes a sus películas favoritas. Visualmente  atractiva y seductora, es un juego, es un divertimento y, sobre todo, es la primera parte, la segunda será aún mucho mejor.

kill_bill_

4. LOST IN TRASLATION

La mal traducida Perdidos en Tokio me dejó sin palabras cuando la vi. No podía creer que Sofia Coppola hubiera conseguido traducir en imagenes sentimientos.  Allí están estos dos personajes que se encuentran en Tokio, lo que tienen en común es un inmenso sentimiento de soledad. Coppola nos muestra esa tristeza tan extraña que sentimos a veces, esa tristeza agridulce, medio dulzona, que nos hace percibir el mundo de una manera diferente, esa nostalgia por lo que pudo ser y no fue y los atisbos que nos brinda la vida de otras posibilidades, de esos otros que fuímos o que nunca seremos. No ocurre nada extraordinario en esta cinta (¿pero puede haber algo más extraordinario que eso? ) más alla del viaje interior por ese sentimiento tan particular.

lost-in-translation

5.  LAS INVASIONES BÁRBARAS

Esta es una de esas películas de las que me hablaron mucho y que me vi hace muy poco. Así como me la recomendaron la recomiendo. Las invasiones bárbaras , dirigida por Denys Arcand, es la historia de un hombre que se encuentra próximo a morir, la enfermedad le esta ganando la partida y en medio de la soledad de sus libros y sus clases una relación que parecía perdida, la que tiene con su hijo, un exitoso hombre de negocios, será la que le permita empezar a reconstruir los  lazos ratos. A veces es la muerte , su proximidad, lo único que nos permite parar y mirar a nuestro lado para saber quién está ahí, y mirar hacia atrás a ver dónde quedaron nuestros antiguos afectos, nuestras creencias, nuestros anhelos.

las-invasiones-barbaras-critica

No me extiendo mucho más pero por lo menos nombro: Mi vida sin mí de Isabel Coixet. Mystic River   un Clint Eastwood en todo su esplendor bien acompañado de un Sean Penn lleno de fuerza.  No dejo por fuera Buscando a Nemo, un clásico de las películas animadas con una excelente historia. Y en la categoría de mejor película ligera anoto a La escuela del rock que por más que uno se la haya visto sigue arrancando sonrisas.

Lo mejor de la década: 2002

Sunday, April 11, 2010 por Samuel Castro

Como ven con el post de la batichica de ochoymedio, Diana Ospina, eso que mencionamos tanto acá de la diversidad de opiniones es mucho más que un cuento que vendemos por ser unos “bacanes”. Aquí de verdad creemos en el respetuoso disenso como una posibilidad, tanto en el cine como en muchas de las áreas de la vida. Por eso tengo que decirles a los lectores que preguntaron por Mulholland Drive que no va a estar en las listas que yo haga. Sí, creo que tiene una de las escenas de tensión sexual más sugerentes que he visto, pero eso no alcanza para sentir que es una película indispensable, algo que todos tienen que ver. Y adelantándome un poco a la respuesta a James, tal vez todo se deba a que soy tradicional en algo cuando voy a cine: a mí me gusta que me cuenten historias. Y para eso se necesita cierta coherencia narrativa que a Lynch no le gusta tanto. No es que no crea que es un cineasta importante: es que su cine no me toca el alma. Así de simple.

Sigo con la selección de lo mejor de la década y por eso aquí les presento las cinco películas que creo, fueron lo mejor de 2002.

El hombre sin pasado

El hombre sin pasado (Mies vailla menneisyyttä): ¿Qué es un hombre sin pasado? Tal vez lo única respuesta posible sea: aquello que quiere ser. Y Aki Kaurismaki, con una poesía conmovedora, convierte esa respuesta en una historia sencilla que nos habla a todos, a pesar de que casi nadie entienda finlandés.

The hours

The hours: Hay muchas amigas que se enojan cuando yo digo en una conversación que una película “es para mujeres”. Jamás lo he dicho despectivamente. En general hablo de aquellas cintas que tienen un contenido y una forma de presentar a sus personajes femeninos, que nosotros sólo podemos entender a la mitad. Y The hours es una película devastadora para el género femenino, que habla de todo aquello que ponen en juego, para sentirse realizadas.

The pianist

The pianist: Adrien Brody tuvo su premio pudiendo besar como lo hizo en la ceremonia del Oscar a Halle Berry por esta película que hablaba del Holocausto como de una desgracia terrible que a pesar de todo no pudo aniquilar lo bueno que había en el alma de sus víctimas, en este caso, la música.

Ciudad de Dios

Ciudad de Dios (Cidade de Deus): La escena de la gallina que persiguen al comienzo para matarla, era un resumen de lo que fue esta película fantástica: un derroche de energía y adrenalina, donde la realidad latinoamericana era narrada con una fuerza desbocada. Una lección para aquellos que creen que filmar con actores naturales es la perfecta excusa para la mediocridad.

Bowling for Columbine

Bowling for Columbine: Gracias a esta película pudimos saber quién era Michael Moore. Y con todo lo que pueda decirse contra él, Moore debería ser reconocido como el hombre que le recordó a muchos, que los documentales no tenían que ser “imparciales”. Que bastaba con que fueran inteligentes, audaces y creativos. Que ser tendencioso, también podía ser una cualidad.

Las películas que yo incluyo en lo mejor del 2001

Thursday, April 8, 2010 por Diana Ospina

Samuel ha mantenido con firmeza, dedicación y disciplina vivo el blog de ochoymedio durante varios meses, cosa que se le agradece, no siempre es fácil sacar el tiempo para escribir  y el lo ha hecho manteniendo esta sección de la página funcionando y abriendo el espacio para interacciones con nuestros lectores (a quienes también se les agradece sacar tiempo para leer).

Decidí empezar a colaborar también en el blog, vamos a ver qué tan juiciosa soy, y acompañar un poco a Samuel. Por lo pronto, y sin muchos preámbulos inicio con las películas que creo que se quedaron fuera de la clasificación hecha por Samuel. Claro que lo primero es aclarar que uno escoge sobre lo que ha visto,  y obviamente no creo haber visto ni la tercera parte de lo que salió ese año. Por ejemplo dejo por fuera Muholland Drive por esa razón (perdóname Pedro Felipe, mea culpa, mea culpa, pero no la he visto). Hacer esta confesión me remite a un tema que se puede discutir más ampliamente en otro post, el hecho de que no siempre se sabe o se conoce todo lo que se supone que uno debería saber o conocer. Doy mi ejemplo clásico, estudié literatura, enseño literatura, y muchas veces me he topado a alguien que me dice: “te leíste   XXX (y nombra orgulloso el título) a veces lo he leído, a veces conozco al título, a veces ninguna de las anteriores y si las dos últimas me ocurren la respuesta es “ja, y dizque estudiaste literatura” o ” ¿cómo pudiste estudiar literaura y no leer eso?”. Si sirve de algo, no lo he visto todo, no lo he leído todo, a dios gracias, ni pretendo que nadie lo haya hecho.

  En fin, volviendo al tema de Muholland Drive espero solucionarlo pronto, sé que debo verla. Otro es el caso de A. I citada por Samuel. Ya he tenido en persona esa discusión con él y  lo increíble de estos ejercicios críticos es que exista la posibilidad de disentir, así que no digo nada que él no sepa, no me gusta nada esa película, pero nada, nada. Amelie me parece linda, simpática, etc, pero soy, me temo, otra generación y no la que quedó marcada con esa película, y es tal el boom que le perdí el gustico, lo siento. Así que incluyo otras para complementar la lista y escucharlos opinar.

1. Donnie Darko

donniedarko

 

Oscura, misteriosa, llena de simbolismos. El conejo blanco de Alicia se ha cnvertido aquí en otra cosa. El atribulado adolescente Donnie Darko ve visiones de un conejo grande y medio diabólico que le inform que el fin del mundo está cerca. Excelente banda sonora, un increíble Patrick Swayze burlandose de sí mismo.  Se puede consultar mi reseña sobre la película.

2. Shrek

shrek

 

No será la opción más intelectual pero ¿cómo no incluir esta película que fue, sin duda, el éxito en películas animadas de ese año? Shrek mostró que la historia de la bella y la bestia podía, de verdad, contarse de otra manera. Le dió un nuevo aire a los clásicos infantiles con sus parodias respetuosas y nos hizo reir a todos en las salas de cine.

También fue el año de Monters Inc que vale la pena mencionar.

3.  Y tu mamá también

-y-tu-mama-tambien

La incluyo por varias razones, junto a Amores perros esta es la película que hizo que se volviera a hablar del cine mexicano (me dirán que quizás antes está el éxito de taquilla Sexo, pudor y lágrimas pero esa me parece malísima). Y tú mamá también es  una historia sencilla bien contada. La vi cuando vivía en México y creo que eso facilitó que entiendiera muchos de sus comentarios y chistes. Me pareció fresca, divertida pero no sin dejar de poner el dedo en la llaga. Seguimos a estos jovenes en un viaje que traerá giros inesperados. Es un road-movie y es también una película de iniciación de cómo entramos a la edad adulta descubriendo que  ver nuestros lados oscuros no siempre es lo que queríamos o cómo lo soñabamos.

4. Los otros

los-otros

Amenábar cuenta con pericia esta historia.  Suspenso de la mejor manera. Imagenes cargadas de simbolismo. Interesantes dialogos y un inesperado giro. Una película a la que no le pasan los años y que plantea interesantes discusiones sobre la guerra, la religión y la realidad que construímos para subsistir.

En este año salieron también : El hijo de la novia. Película de Campanella acompañado del genial Darín en una historia sencilla y conmovedora. El mismo Darín apareció ese año en una película de iniciación  durante la dictadura argentina Kamchatka que cuenta como se va derrumbando el mundo de la infancia desde la perspectiva de un niño.

No olvidemos tampoco que en el 2001 aparece la primera parte de El señor de los anillos: la comunidad del anillo.

Lo mejor de la década: 2001

Thursday, April 1, 2010 por Samuel Castro

Después de un tiempo largo uno no sabe de qué hablar cuando se sienta a conversar con los amigos. Si de la falta de autocrítica de los antioqueños que pensamos que los Suramericanos fueron perfectos (¿por qué nos duele tanto el “casi perfectos”?, ¿por qué el espíritu crítico es una afrenta personal?); si de la falta de autocrítica de ciertos candidatos presidenciales (que casualmente también durante su administración en Medellín no admitieron las críticas a su gestión y dejaron ese talante de herencia) que les hizo perder sus posibilidades de elección. ¿O de la falta de inteligencia de los ejecutivos que decidieron no estrenar Shutter island el año pasado? Sí, fue un buen golpe en las taquillas (que es lo que vale en Estados Unidos) pero ¡qué candidata se perdieron los Oscar!

Dejando para más adelante la respuesta a James sobre qué es una buena película (¡qué tal la pregunta!) y decidiendo que lo mejor es celebrar el regreso a estas páginas de Pedro Felipe, el amigo de quien no conozco el rostro y con el que nunca he hablado que hace parte de este proyecto, voy a seguir con esta selección de lo mejor de la década. Sigue el 2001 y esta selección que es también una odisea del espacio, para no extendernos por mucho. No, no están en orden. Las cinco son grandes películas, aunque sin decir títulos, la que está en mi corazón es aquella en la que cantan más que en las otras.

No man's land

No man´s land (En tierra de nadie): Todos sabemos que las guerras son tontas. Que matar a otro ser humano por cumplir las órdenes de alguien que cumple órdenes de otra persona que a su vez mira un mapa y ordena bombardear como quien pide colorear una zona de un libro para preescolares es una estupidez. Pero nunca sobra que una película nos lo recuerde, sobre todo si para hacerlo pasa, con humor negro y mala sangre, incluso por encima de Naciones Unidas.

La stanza del figlio

La stanza del figlio (La habitación del hijo): Un papá nunca debería perder a un hijo. Nunca. No estamos hechos para eso (tener hijos y poder cuidarlos es incluso, una virtud aprendida como parte de la civilización). Y por eso, una película hecha con la sensibilidad que tiene ésta, es imprescindible.

Moulin rouge

Moulin Rouge: ¿Antes de esta película alguien había pensado que un musical podía volver a ser cool? ¡Qué importa que el salpicón mezcle a Gloria Estefan, The police y Queen! Todavía recuerdo la sensación de felicidad cuando en la parte inferior de la pantalla en la presentación de Twentieth Century Fox aparecía un director de orquesta moviendo la batuta para dirigir la fanfarria. Y a Nicole Kidman, más hermosa que nunca con el pelo rojo, la conciencia gris y cantando que los diamantes son los mejores amigos de las mujeres. Toda la exageración en esta película donde hay demasiado de todo, lograba hacer entender la extraña armonía del caos.

Amelie

Le fabuleux destin d’Amelie Poulain (Amelie): Cuando Jeunet apareció con esta película, asombrosa aún hoy desde lo estético, fue como si se valiera narrar cuentos de hadas en un escenario actual. Todo en esta historia de una mujer única (¡pobre Audrey Tautou, quedó marcada para siempre) que cambiaba la vida de las personas a su alrededor mientras los colores pastel llenaban la pantalla. Y la historia del duende (de ese que se ve en la foto a un lado de la protagonista) es inolvidable.

Inteligencia artificial

Artificial Intelligence (AI): Es difícil creer que Steven Spielberg hiciera una película incomprendida por el público. Pero ésta, casi un deber personal con que el director norteamericano se comprometió para hacer honor a la historia que lo hacía conversar tanto con Stanley Kubrick, no fue propiamente uno de sus romances con la taquilla. Y sin embargo, es una de esas películas que dentro de muchos años, cuando sea decantada por la crítica y todos los mensajes y su belleza formal entendidos como se debe, formará parte de los títulos esenciales que Spielberg deja como legado.