volver a ochoymedio.info

¿En qué diablos están pensando?

Dec 1, 2009 por Samuel Castro

Time travelers wife

Lo increíble es que supuestamente les esté yendo bien. ¿Cómo harán los exhibidores colombianos (sobre todo Cine Colombia, especialmente Cine Colombia) para tomar siempre decisiones incomprensibles y caer parados? ¿Así de mal está de este país que va a salas de cine a ver cualquier cosa?

Les doy unos nombres: (500) Days of summer, El informante, Zombieland, Capitalism: a love story, Law abiding citizen, Where the wild things are, The blind side, Fantastic Mr. Fox, The road. Todas películas que hicieron parte del top 10 de taquilla gringa en los últimos cuatro meses. Todas de Estados Unidos. Ninguna estrenada aún en nuestras salas, que normalmente se ufanan de lo simultáneas que se han vuelto con respecto al lanzamiento de los títulos norteamericanos (porque del otro lado del océano, o de la otra punta del continente, ni hablar. No deben saber ni que existe El secreto de tus ojos)

La lista no está propiamente poblada de eso que tanta gente llama despectivamente “cine arte”. No. Hay películas de acción, infantiles, de zombies, una de animación, una de redención deportiva. Pero no las tenemos acá (y quién sabe si las vayamos a tener) porque alguien piensa que es más apropiado para nuestro público The time traveler’s wife. ¿Sí sabrán que poca gente conoce el libro en el que está basada la película y que allá arriba fue un best-seller y por eso tanta gente vio la película? OK. Aquí viene el que dice “pues lo mismo pasa con Where the wild things are”. La respuesta sería: ¿no hubiera sido mejor estrenar esta cinta infantil dirigida por Spike Jonze (el mismo de Adaptation, el mismo de Being John Malkovich) llena de imaginación, durante las vacaciones obligadas que los niños tuvieron en octubre? O bueno. Listo. Se las valgo y los excuso porque la van a dar en diciembre. Entonces ¿por qué no estrenar The road, que sí ha estado en la lista de los más vendidos en este país como libro, en vez de Savage Grace, una película DEL 2007 sobre un caso real del que nadie ha sabido nada en Colombia y que se siente como un estreno para escandalizar (incesto madre e hijo, ¡Dios mio!, en este país donde los médicos irrespetan la ley para no permitirle abortar a quien lo necesita)

Y eso que hablo en general y no específicamente de la cartelera que tenemos que aguantar en Medellín (no se metan a la página de Cine Colombia a ver lo que dan en Armenia o en Pereira para que no se suiciden). En Bogotá al menos estrenan cintas como Cinco días sin Nora. Pero para cerrar y no sentirme más como si fuera Pirry… ¿por qué no dar el documental de Michael Moore, al menos para tener una versión externa de la crisis económica que también llegó hasta Colombia? ¿No será eso más cercano, a nuestras preocupaciones y desgracias, a nuestra sensibilidad y nuestras preocupaciones, que Terror en la Antártida? No. Debe ser que a ciertos cerebros de exhibidores las temperaturas bajas les facilitan el que debe ser su gran pasatiempo: hibernar.

4 comentarios para “¿En qué diablos están pensando?”

  1. James dice:

    Buenos Días.

    Yo nunca había pensado en todo lo que se ha dicho en el texto anterior. Yo leí el libro y por eso me llamó mucho la atención la película… por supuesto, iré a verla. Sin embargo, leyendo lo que han dicho, considero que tiene razón. Hace falta un poco más de inteligencia en nuestras carteleras ¿a que se debe eso? ¿habrán razones de peso? ¿falta experiencia a la hora de tomar decisiones?

    Saludos.

  2. Carolina Pardo dice:

    Es cierto. Igualmente tenemos que acordarnos que el monopolio de Hollywood es muy poderoso. E igualmente parece que los proyectistas o dueños de sala no están acordes para guiarnos sobre que debemos ver, atentando con la formación del público colombiano. Gracias a Dios en mi ciudad existe la cinemateca del caribe, que nos deja ese espacio Desafortunadamente, solo son unos pocos dentro del gran público espectador a quienes les gusta ir. Me reí muchisimo con su escrito. Gracias por publicarlo. De igual forma, soy adicta a todo tipo de cine. Comercial o no.

    Abrazos!!!

  3. Darkross dice:

    Como toda crítica bien hecha, independiente y muy actual: tienes mucha razón! De pronto luego de los Globo de Oro o los Oscar se dignan a proyectar algunas de tales obras como The Road, The Blind Side, The Informant……o hasta la de pronto ma´s comercial (500) Days of Summer…es increíble tener que recurrir a Internet u otros medios que nunca remplazarán la “ida a cine” para poder estar actualizados y así ver una cartelera más decente de cine mundial……y recuerden que no todo lo norteamericano o Hollywoodense es basura……..

  4. diegogue dice:

    me duele decirlo pero, los exhibidores saben lo que hacen y todo. He hablado con algunos de ellos y son, incluso, amantes del cine, y del cine bueno, pero finalmente, lo que tienen es un negocio, y se guían por lo que saben que es más rentable, cuando una película no llena las salas deben quitarla y pasar otra que sí sea rentable, si no el negocio se les cae, es así de triste la realidad. El público colombiano no es exactamente culto ni sofisticado y los exhibidores simplemente “van a la fija” con lo que saben que funciona, The Road es una película bellísima, pero es la cosa menos comercial del mundo (seguramente se estrenará un día de éstos con 10 copias y durará una semana en cartelera, igual que la de Moore). Antes bien, dar gracias a que existe la internet y que, aunque no sea igual que ir a la sala, uno puede ver lo mejor del cine mundial sin depender de que en su país la gente tenga mal gusto

Dejar un comentario