volver a ochoymedio.info

Archivo para October, 2007

Personal Che

Friday, October 12, 2007 por Alejandro Martín
YouTube Preview Image

Este corto buenísimo es del documental “Personal Che” del brasileño Douglas Duarte y la colombiana Adriana Mariño. Está perfecto para estos momentos de conmemoraciones ahora que se cumplen treinta años de la muerte del Che Guevara. La idea del documental es muy interesante: mirar el icono Ché que es el que ha crecido y se ha multiplicado en estos 30 años. ¿Qué significa el Che hoy? Es impresionante cómo esta época no deja de mirarse a través de su relación con eso que sucedió hace treinta años. La película estuvo en la Muestra Documental en Bogotá, pero tristemente no pude verla (¿Alguien la vio y quisiera reseñarla para ochoymedio?). Ojalá la estrenen pronto en salas comerciales.

Por ahora pueden mirar también la página web oficial que está muy bien montada.

Perro come perro

Thursday, October 11, 2007 por Alejandro Martín
YouTube Preview Image

Corto de “Perro come perro” de Carlos Moreno. Muy buen montaje, fotografía y música. Sólo la gráfica no encaja muy bien con el resto. Sobresale el ritmo y se agradece mucho que no cayeran en la voz en off. Se siente en los nuevos directores cada vez más fuerte las ganas de hacer cine.

Ver página web oficial, PatoFeo Films(productora), y artículo sobre el nuevo cine caleño.

Sitges 2007: Quinto informe.

Thursday, October 11, 2007 por Javier Moreno

Ayer me la tomé suave. Sólo tres películas iniciando al medio día:

Para empezar Mr. Brooks, con Kevin Costner y Demi Moore (pero no se asusten), una comedia de humor negro sobre un asesino serial que lucha por mantener una vida más bien normal. En alguna nota sobre la película dicen que es sorprendente ver a Costner haciendo un papel de malo-malísimo, pero la realidad es que, dentro de los estándares del género psychokiller, Costner es hasta entrañable. Su asesino expresa con sinceridad su deseo por dejar el crimen, pero el ansia no se lo permite. Es una persona arrepentida, con crisis internas, alguien que sufre por el futuro de su familia y no disfruta haciendo lo que hace. Un malo-buenísimo, diría yo.

Luego, en la plana sala Tramontana del Hotel Meliá, vi la dupleta de mockumentales Nous amis les terriens y American Zombie. El primero nos presenta un típico drama psicosociosexual de cine francés ambientado como un documental de National Geographic y con elementos de ciencia ficción y autorreferencialidad. Los extraterrestres nos observan e interpretan. Experimentan con nosotros. Disfrutan con condescendencia de nuestra torpeza. Alguna vez también fuimos así, dice el narrador (quinta película con escenas de habitación cerrada, por cierto). El segundo trata sobre la verdadera faceta de los zombies. Es un documental que intenta reivindicar el derecho de una minoría aquejada por un misterioso virus a convivir en sociedad sin ser discriminada ni alienada. Una burla rampante a los movimientos de activismo gringos, al neohippismo de estilizadas coffeeshops vintage, al manejo mediático y el sistema de control de inmigrantes.

Sitges 2007: Cuarto informe.

Tuesday, October 9, 2007 por Javier Moreno

De la agenda de hoy

Estoy tentando mis límites: Hoy vi cinco películas del festival. Muy a las nueve, arranqué con Dai Nipponjin, una película de la que probablemente no debería decirse absolutamente nada más allá de recomendarla con efusión. De todas maneras, para los interesados en ahondar, aquí escribí algo al respecto. Luego, siguiendo las sabias recomendaciones de Lord Absence, con quien me crucé esta mañana, asistí a la proyección de 14 Amazonas, una película clásica de Shaw Brothers sobre la aventura épica de un ejército de mujeres que defiende al imperio chino de la invasión mongola. Grandes batallas y grandes tomas. Nunca había visto películas en ShawScope en pantalla de cine y fue todo un placer. Para continuar con los clásicos me metí a Cruising, donde Al Pacino es un policía infiltrado en la movida gay hardcore newyorkina de los ochenta. Mucho cuero, mucha gorra de policía negra, mucha gafa oscura, mucha sangre: Un asesino gay anda suelto.


Las últimas dos del día fueron Bug y La habitación de Fermat. La primera le dedico un brevísimo comentario acá. De la segunda escribiré también algo. Por lo pronto, les adelanto que, sumando Senseless, W∆z y Bug, esta es la cuarta película del festival donde la carga de tensión de la historia es canalizada por medio de cuatro paredes más o menos bien puestas, que se van adaptando al desarrollo de la trama. La claustrofobia está de moda.


(También, para los interesados, publiqué un comentario a El Orfanato.)

De Sitges y los teatros de Sitges

Hoy asistí a proyecciones en dos de los viejos teatros de la ciudad: El Retiro y Casino Prado. Ambos son teatros pequeños y amables con balcones. El primero está en mejor estado que el segundo, pero el segundo tiene la pantalla rodeada por decoraciones doradas y enigmáticos murales. El techo también tiene algo pintado. Su estilo y su olor me recordaron mis visitas a mi queridísimo Art Theatre de Champaign donde tantas cosas buenas vi. Es una pena (aunque comprensible: el auditorio principal es el único capaz de alojar la audiencia de ciertas proyecciones) que el festival tenga como sede el Hotel Meliá, tan aislado del resto de la ciudad. Las calles aledañas a estos dos teatros, ambos en el centro, son deliciosas de caminar.

Sobre el miércoles

Mañana me contendré un poco más. Estoy agotado.

Actualización

Comentario a La habitación de Fermat.

Sitges 2007: Tercer informe.

Monday, October 8, 2007 por Javier Moreno

El fin de semana reduje mi asistencia al festival para atender otros compromisos, así que sólo añado a la lista cuatro películas más: Dororo, una historia japonesa de corte épico y basada en un manga, cuya premisa fue suficiente argumento para esperar hasta las 00:45 del sábado para verla: «Rodada en Nueva Zelanda, la cinta relata (con ritmo latino y coreografiado por Chin Siu-tung) la particular vendetta que Hyakkimaru mantiene con los 48 demonios que se repartieron buena parte de su cuerpo tras el pacto satánico que firmó su propio padre. En su epopeya contará con la ayuda de Dororo, una ladronzuela que también guarda una cuenta pendiente.» Al final es una historia manguera más bien típica, anime en live-action, con buenas coreografías y algo de exotismo narrativo japonés que se difumina a medida que el presupuesto se agota y los monstruos se tornan más y más insulsos. De una araña hiperrealista computarizada al inicio que salta dentro de un bar, al final pasamos al típico demonio chino con un mísero cuerno roto. Al cierre nos anuncian que todavía faltan veinticuatro demonios más, pero yo creo que los que vimos ya fueron suficientes. Javier Avilès le dedica una buena entrada en su blog.

Luego sigue la premiere de Diary of the Dead, que vimos el sábado por la mañana y de la que escribí un breve comentario acá. La sesión de preguntas al final de la cinta con presencia del gran George Romero fue muy entretenida e interesante. Diary of the Dead deja claro que sólo Romero puede hacer lo que Romero hace, y los demás son sólo burdos imitadores.


Tras descansar el domingo, hoy vuelvo a la carga y a las nueve vi Joshua, cuyo subtítulo en la traducción española, “El hijo del mal”, dice todo lo que hay que decir acerca de este thriller más bien predecible sobre un niño introspectivo que no ve con buenos ojos la llegada de un nuevo miembro a la familia: su hermanita menor, Lilly. Como buena película de niño satánico, el niño satánico gana. Tiene su gracia, pero no es gran cosa. Hay unos diálogos pedopsicóticos fabulosos.


Finalmente, antes de regresar a Barcelona vi W∆z, un thriller de asesino serial juguetón tipo Seven o Jaw con ecuación misteriosa, máquinas de torturas, estética noir e historia truculenta de venganza. Me gusta el ambiente de la historia, pero la trama es medio sosa.

Bueno, hora de despedirse. Tal vez más tarde publique una reseña para The Fall. Sigo encantado con ella.

Mañana regreso a Sitges temprano a ver Dainipponjin, y otras tres por la tarde. Sigan en sintonía.

THE BIG LEBOWSKI

Sunday, October 7, 2007 por patxo

Mientras Javier sigue en SITGES, nosotros nos vamos a California, donde todo puede pasar… lugar donde vive ‘The Dude’…

En 1998 la dupla Coen (Joel & Ethan; el primero en la dirección), realizaron este filme que al terminarse me provocó ese horrendo impulso consumista que me gritaba: “Tenés que comprar esta peli, tenés que tenerla, tenés que verla muchas veces…”. Y así fue. Con el poco dinero que tenía en los bolsillos -por esos días estudiaba en Madrid y todo era demasiado caro para mi presupuesto sudaca- me fuí a El Corte Inglés y agarré este DVD (creo que poco comí en los dos días siguientes). Hasta hoy, casi seis años después de haber comprado la ‘peli’, me sigo divirtiendo y sorprendidendo con varias de sus escenas. La primera que incluí en el video de hoy es aquella en la que el flacuchento Jesús da una buena demostración de puntería jugando a los bolos y enseña cómo se baila tras una moñona (mientras lo miran con furia y desilusión ‘The Dude’ Lebowski -Jeff Bridges-, el gordo Walter -John Goodman- y ‘Donny’ -Steve Buscemi-). La segunda tiene que ver también con el universo de los bolos, con la fantasía y con la rosadita y siempre guapa Juliane Moore. Si no saben de qué va la película, miren esta reseña, o visiten esta página dedicada a Lebowski , y si quieren, de ñapa, recuerden las escenas que transcribí en aquellas épocas de ‘El Lado Oscuro’ en eltiempo.com. Espero que les guste el video del día. Y gran semana para todos.

YouTube Preview Image

Sitges 2007: Segundo informe.

Friday, October 5, 2007 por Javier Moreno

Pensándolo bien, este festival de cine, como evento social, no es muy distinto de las convenciones de matemáticos en las que he estado. Ser un reportero es como ser un estudiante en convención. Pasan los grandes genios, todo el mundo quiere verlos. Hay chismorreo -cotilla, dicen acá- y conversaciones diversas en el lobby del hotel sobre todo tipo de cosas pero sobre todo sobre lo que vieron o escucharon o presintieron. Las luchas de referencias son comunes y muy similares a esas conversaciones matemáticas “de mesa” donde se discuten resultados y se conectan unos con otros. Entre los reporteros están los curtidos que se enorgullecen de sus diecisiete años cubriendo el festival (que se parecen a esos estudiantes de postgrado eternos -como yo- que tardamos años de más en terminar lo que hay que terminar) y hay otros recién llegados y un poco perdidos que tímidamente levantan la mano en las ruedas de prensa y preguntan tonterías. Yo sé que van a decir que hay una diferencia: Los reporteros no aspiran, en principio, a ser directores de cine, o productores o cosas así, pero en el fondo -reconozcámoslo- la mayoría sí tiene esa aspiración. Y por otro lado, la diferencia entre los matemáticos “de a pie” y los matemáticos “de nombre” es más o menos la misma que existe entre los humildes reporteros y los directores. Los matemáticos de a pie dedican gran parte de su carrera a promocionar y aportar mínimamente a los resultados de los grandes. Eso es una especie de publicidad reducida que, en términos relativos, es comparable a la del reportero que habla de películas y construye textos críticos sobre ellas. Los textos críticos son, siendo vagos, expansiones de la obra comentada.

Pero bueno, a lo que venimos: Por la tarde vi la pornográfica Senseless. Una película de torturas en formato reality show que me dejó bastante magullado. Yo tengo el espíritu sensible y me cuestan mucho las mutilaciones y demás vejaciones físicas que involucren la secreción involuntaria -inevitable- de fluidos. Resumiendo: Un ejecutivo gringo es capturado por una secta terrorista antiglobalizadora que transmite sus torturas por internet en un canal non-stop. La gente paga por verla, y vota para que la tortura continúe o se detenga. Y la tortura continúa. Y cada vez es peor. Empieza con plancha hirviente sobre la lengua. Imagínense cómo termina. Senseless es perturbadora e innecesariamente gráfica. Haneke ha dado una lección en esto de las películas de torturas que todavía no ha sido escuchada. Esperemos que el remake de Funny Games contribuya a promover la sutileza. Como herramienta de choque es una mucha mejor elección.

Sitges 2007: Primer informe.

Friday, October 5, 2007 por Javier Moreno

En directo desde la sala de prensa del festival. Ha estado movidísimo, muy intenso e interesante. Muchas opciones y poco tiempo para elegir. Al final he decidido dejarme llevar y meterme a ver cosas sin saber qué son. Eso es riesgoso, sí, pero también emocionante. Me siento en un parque de montañas rusas con rides de noventa minutos. Acabo de ver The Fall, de Tarsem Singh (otro de esos directores de videos musicales amigo de Jonze y Fincher), una película que sospecho que le gustará mucho a Ricardo sobre una historia que se cuenta y fluctúa y se mueve, con una fotografía bellísima. Una inmersión de Bollywood en Hollywood, o al revés. Otro homenaje, además, al doble cinematográfico. Al de verdad, al de los años dorados, el que era medio suicida. A la salida todos votaban 1, pero yo metí mi votico en 5. Lloré y todo.

Ayer vi El orfanato, que es la consentida española de este año para los oscar. Una película de terror fantasmagórico infantil fuertemente influenciada por las últimas cosas de Guillermo del Toro. No en vano la “presenta”. Una película de terror muy buena, a decier verdad. Muy entretenida y movida. Hace saltar, y gritar, y taparse la cara por ratos. Por la tarde vi Zoo, la de los zoofílicos de Seattle. La de la tragedia de Mr. Hands, que murió desangrado. Zoo: Un documental sobre la soledad, la discriminación, la ignorancia y otra vez la soledad, por si hace falta reiterar.

He visto otras cosas pero dejo aquí por ahora. Luego escribiré reseñas más extensas de algunas de ellas. Esta noche, veremos Dodoro. Japonesa basada en un manga clásico. Ya les contaré.

Nota curiosa: Durante estos dos días he visto dos películas que se inician con una escena prácticamente igual. En El Orfanato (2007) y en The Survivor (1980), la primera escena muestra a un grupo de niños jugando ese juego en el que alguien toca la pared y se da vuelta para detener el camino de los otros, que deben tocarlo y luego huir. ¿Cómo se llama ese juego?

Curiosamente, también, acabo de notar que en ambas, ese juego desencadena y también comprime la historia de fantasmas que se inicia. Ambas, también, resultan ser películas sobre un juego de niños. Un juego un poco macabro, tal vez, pero Mónica dice que los juegos de los niños son casi siempre macabros.

Ochoymedio en el Festival de Sitges 2007

Wednesday, October 3, 2007 por Javier Moreno

A partir de mañana jueves estaré cubriendo para Ochoymedio las incidencias del súperdivertido festival de cine de Sitges. Ya cumple 40 años este festival y la oferta de películas y personalidades es fabulosa. Si estamos de suerte, tal vez hasta consiga unas cuantas entrevistas. Ya veremos. Espero poder reportarme en directo desde allá.