volver a ochoymedio.info

Sitges 2007: Segundo informe.

Oct 5, 2007 por Javier Moreno

Pensándolo bien, este festival de cine, como evento social, no es muy distinto de las convenciones de matemáticos en las que he estado. Ser un reportero es como ser un estudiante en convención. Pasan los grandes genios, todo el mundo quiere verlos. Hay chismorreo -cotilla, dicen acá- y conversaciones diversas en el lobby del hotel sobre todo tipo de cosas pero sobre todo sobre lo que vieron o escucharon o presintieron. Las luchas de referencias son comunes y muy similares a esas conversaciones matemáticas “de mesa” donde se discuten resultados y se conectan unos con otros. Entre los reporteros están los curtidos que se enorgullecen de sus diecisiete años cubriendo el festival (que se parecen a esos estudiantes de postgrado eternos -como yo- que tardamos años de más en terminar lo que hay que terminar) y hay otros recién llegados y un poco perdidos que tímidamente levantan la mano en las ruedas de prensa y preguntan tonterías. Yo sé que van a decir que hay una diferencia: Los reporteros no aspiran, en principio, a ser directores de cine, o productores o cosas así, pero en el fondo -reconozcámoslo- la mayoría sí tiene esa aspiración. Y por otro lado, la diferencia entre los matemáticos “de a pie” y los matemáticos “de nombre” es más o menos la misma que existe entre los humildes reporteros y los directores. Los matemáticos de a pie dedican gran parte de su carrera a promocionar y aportar mínimamente a los resultados de los grandes. Eso es una especie de publicidad reducida que, en términos relativos, es comparable a la del reportero que habla de películas y construye textos críticos sobre ellas. Los textos críticos son, siendo vagos, expansiones de la obra comentada.

Pero bueno, a lo que venimos: Por la tarde vi la pornográfica Senseless. Una película de torturas en formato reality show que me dejó bastante magullado. Yo tengo el espíritu sensible y me cuestan mucho las mutilaciones y demás vejaciones físicas que involucren la secreción involuntaria -inevitable- de fluidos. Resumiendo: Un ejecutivo gringo es capturado por una secta terrorista antiglobalizadora que transmite sus torturas por internet en un canal non-stop. La gente paga por verla, y vota para que la tortura continúe o se detenga. Y la tortura continúa. Y cada vez es peor. Empieza con plancha hirviente sobre la lengua. Imagínense cómo termina. Senseless es perturbadora e innecesariamente gráfica. Haneke ha dado una lección en esto de las películas de torturas que todavía no ha sido escuchada. Esperemos que el remake de Funny Games contribuya a promover la sutileza. Como herramienta de choque es una mucha mejor elección.

2 comentarios para “Sitges 2007: Segundo informe.”

  1. la vida soñada de los ángeles dice:

    Después de ver films de Takeski Miike, delimitar cuándo estoy viendo una película vulgar, está más claro que nunca. Y la pornografía al ser tan repetitiva con sus tics y tomas, cansa. A menos que se trate de la Señora Jones, creo.

    Lenguas quemadas por planchas: me recuerda a las lenguas cortadas de Miike. Todo terriblemente exultante para un público…

    Me quedo con Woody Allen y sí, con Haneke.

    Salutes (se vuelve por aquí recurrentemente).

  2. www.ochoymedio.info/blog » Blog Archive » Sitges 2007: Coda. dice:

    […] Segundo: Sobre Senseless y la similaridad entre los festivales de cine y los encuentros de matemáticos. […]

Dejar un comentario