Artículos

CORTE/SEXO, POLÍTICA Y CINE

Por André Kanayet

CORTE

Durante un rodaje de cine suele usarse la palabra “corte”, para que el operador de cámara detenga el proceso de filmación de la película.

Esa palabra, “corte”, es también utilizada en otras disciplinas, como en la medicina, en la ciencia o en la arquitectura como un elemento de análisis. Es gracias a los cortes, que el ser humano ha podido conocer el interior del cuerpo humano o logra proyectar el interior de una edificación por construir; y es en el caso del cine el que permite que se cree la ilusión de realidad que presenta el “séptimo arte”.

Por medio de este concepto de corte pretendo explicar la obra del director Bernardo Bertolucci, uno de los más grandes maestros del cine italiano, quien tras haber logrado en 1988 una de las victorias más contundentes en los premios Óscar (9 premios de 9 nominaciones) con El último emperador, se ratificó como una de los directores vivos más grandes. Sus logros incluyen éxito en Europa y en Hollywood ha encabezado proyectos independientes de bajo presupuesto, películas épicas de gran escala y filmes para televisión.

Bertolucci ha dirigido 24 obras cinematográficas, lo cual es un número considerable, pero a mi parecer ha sido un director que ha plasmado las mismas ideas y obsesiones 24 veces consecutivas. Por eso, por medio del uso de los cortes expondré a continuación el estilo cinematográfico a través de 5 de sus obras (El conformista, El último tango en París, 1900, Asediada, y Los soñadores), y cada una de ellas será analizada a partir de los 3 cortes que aparecen reiterativamente en la filmografía del director: el sexo, la política y el cine.


1. SEXO, POLÍTICA Y CINE

Bertolucci es un “autor”. Su estilo es único y ha logrado adaptarse exitosamente a todos los medios cinematográficos en los que ha trabajado, nunca ha dado su brazo a torcer y ha impuesto su visión particular a cada proyecto que ha realizado. Una primera pregunta es necesaria para entender la obra de Bertolucci como cine de autor: ¿qué es estilo?

Teniendo en cuenta que el diccionario define el estilo como “Carácter propio que da a sus obras el artista”, podemos concluir que en el cine de Bertolucci hay unas constantes a través de los años y de sus 24 filmes. Esas constantes son el sexo, la política y el cine. Cada una de ellas tiene un génesis que proviene de la vida del director italiano y que se manifiestan en sus todas sus películas a lo largo de sus 51 años de carrera cinematográfica.

Consideremos una escena de Asediada (1998), en la cual Shandurai (Thandie Newton), una estudiante de medicina proveniente de Africa que trabaja para un pianista heredero de una fortuna como empleada, se masturba. Bertolucci se atreve a mostrar una imagen que podría ser calificada de cine pornográfico, pero lo hace con tanta sutileza, con tanta naturalidad, con un respeto tal por la protagonista, que no es pornografía, es cine que muestra la sexualidad del personaje principal, sin ningún juicio.

De la misma manera 26 años antes en El último tango en París (1972) ocurre la famosa escena en que Marlon Brando utiliza un pedazo de mantequilla para penetrar a María Schneider. Esta escena fue en su momento un escándalo para la gente y la crítica en general; por ejemplo, toda la junta de censores de Colombia fue revocada por el gobierno, por permitir que una película profana y con imágenes pervertidas fuera exhibida.

Lo primero que hay que entender de Bertolucci es que él tiene una admiración por el cuerpo humano (sobre todo el femenino) y no le da pudor mostrar la sexualidad o la desnudez en sus obras. Incluso en El último emperador (1987), se ven los senos de la madre de Pu Yi. En Belleza robada (1996) Lucy Harmon (Liv Tyler) viaja a Italia tras la muerte de su madre, básicamente, a perder su virginidad.

Lo segundo que hay que entender de Bertolucci, es que tiene un odio por las figuras de autoridad, ya que al nacer en 1941 (en plena Italia de Mussolini) y por ser un gran amigo de Pier Paolo Pasolini (quien pertenecía al partido socialista italiano), fue influenciado fuertemente por ideales de izquierda.

Al igual que con el sexo, podemos ver ideales políticos en sus films, desde El conformista (1970) hasta Los soñadores (2003). Por ejemplo en El conformista, el protagonista, Marcello Clerici, es un hombre que trabaja para el gobierno fascista de Mussolini. Su misión es asesinar a su antiguo maestro (Quadri), quien vive exiliado en Francia y es el jefe del partido anti fascista. La película toma el nombre de El conformista porque Clerici es en sí un conformista que vende sus ideales por sobrevivir.

Otro ejemplo es el de El último emperador donde se utiliza la Revolución Cultural China y a Mao Tse-Tung para sacar del poder a Pu Yi, sólo para demostrar nuevamente el yugo de la figura autoritaria. También se puede intuir por el proceso que sufre Pu Yi quien pasa de emperador a jardinero, encontrando finalmente felicidad en su nuevo rol, que Bertolucci está usando la historia para decirnos algo en lo que él, viniendo de esa Italia rural y devastada en la que creció, cree.

Finalmente el tercer factor imprescindible para entender a Bertolucci es el cine. Pero no es el cine como cine, es el cine como poesía, como un lenguaje visual que permite más que mostrar, demostrar. Bertolucci busca metáforas visuales, busca evitar el diálogo y por medio de la narratriva de la imagen hacer que entendamos lo que quiere decir.

Un film de Bertolucci no es la misma experiencia visual que uno encuentra en el cine americano o incluso en gran parte de lo que uno ve en el cine europeo. Bertolucci está más cerca de lo que hace David Lynch al crear secuencias que se presentan como sueños, donde el lenguaje cinematográfico se encarga de romper la “cuarta pared”, y recordarnos que vemos una película.

Es entonces vital para Bertolucci mostrarnos después de que Shandurai se masturba, un plano en el que riega un baldado de agua con espuma sobre el piso. La metáfora visual para mostrarnos el orgasmo de Shandurai nos demuestra lo que pasó, no nos los muestra.

Estos son los tres componentes que considero son los ejes centrales del estilo de Bertolucci, y cada uno tiene una importancia igual para el director. Ahora para poder entender el por qué de su obsesión con estos temas, es importante entender de dónde provienen, y para eso me detendré en explicar por medio de la biografía del director la génesis de cada uno de los temas.

ESPERE EN LA PRÓXIMA ENTREGA: "De la poesía al cine"

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.