Artículos

El cine llega al mundo

Por Tomás Obregon
inventos y aparatos que en materia de animación se acercaban cada vez más a la captura del movimiento de la imágenes. Desde la proyección de imágenes a través de la luz, en la Caverna de las Sombras descrita en el Libro VII de La República, de Platón, pasando por las marionetas de sombras de China, India y Java, teatros ópticos que daban la ilusión del movimiento, linternas mágicas de todas las formas y tamaños, hasta llegar a una serie de juegos ópticos, que permitieron descubrir principios básicos para simular el movimiento. Con la aparición de la fotografía y la evolución de las impresiones fotográficas sobre películas y papel, el cine estaba a un paso.

Georges Méliès, dueño en ese entonces del reconocido teatro Robert Houdini. Los hermanos Lumière se rehusaron a vender su invento, pues querían encargarse ellos mismos de la producción y distribución de sus filmaciones. En el fondo, se trataba de un dispositivo nacido de la ciencia para la ciencia. Cientos de cinematógrafos viajaban por todo el mundo en manos de cientos de operadores entrenados por los hermanos Lumière para filmar el mundo y mostrarlo al mundo.

   

Comentarios

Para comentar usted debe estar estar registrado, ingresar ó registrarse.